Tablillas de Itálica. BUENISMO

¿Qué es un buenista? Alguien que no cree en el Pecado Original.

Entiéndase. No hablo de teología; no me refiero a la creencia cristiana acuñada por Agustín de Hipona y mucho menos a la mítica narración bíblica sobre Adán y Eva, el árbol, la serpiente y Dios que pasea por el jardín del Edén a la caída de la tarde. Hablo de lo que esa historia enseña y la ciencia certifica: el hombre descendiente del animal salvaje que conserva aún en sus genes mucho del salvajismo originario. “Homo homini lupus” escribe Hobbes; una fiera que sólo los dioses preceptores o las leyes ilustradas pueden civilizar. Hay almas cándidas que no creen en eso; no creen que exista la maldad.

Quizás recuerden ustedes a los piratas de Somalia que asaltaban los buques, los saqueaban y secuestraban a su tripulación. Por aquel tiempo escuché en la radio a una señora con voz llorosa que pedía no armar a los barcos para su defensa, sino tratar a los piratas “con mucho amor”. Una genuina figura buenista. Como el amor no dio resultado y la piratería se convirtió en una plaga, todas las naves fueron dotadas con ametralladoras y hoy ya no existen piratas somalíes. Un paso más de la civilización.

Pero el buenismo también tiene otra cara en Europa: la patética manía de pedir perdón por supuestos crímenes del pasado. El gobierno alemán acaba de pedir perdón al de Namibia por sus pecados coloniales contra los nativos de ese país africano hace más de cien años. Cualquier día los italianos piden perdón a España por el asesinato de Viriato; porque si empezamos con eso no acabaremos nunca pues todos los pueblos del mundo (¡Todos!) han sido alguna vez, a lo largo de su historia, invasores, colonialistas e injustos con otros pueblos. Europa, incluso al pedir perdón se impone voluntariamente la penitencia: dejarse azotar y odiarse a sí misma.

Me preocupa que la buenista sociedad europea tenga que verse las caras en algún momento con estirpes nada buenistas armadas de ametralladoras.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *