SOS a la restauración sevillana

Que estamos en una situación muy extraña, precaria y sin precedentes, lo sabe todo el mundo. Son muchas empresas pequeñas, medianas y grandes que se  están resintiendo por esta  profunda crisis sanitaria, la hostelería y restauración es una de ellas. 

Es un sector valiente, no hay duda, en el comienzo de la Fase 1 ya comenzaban a sacar sus mesitas (la mitad de su aforo) a la calle  y comenzando a llenar sus terrazas.

No hacía ni dos o tres días de sus aperturas, y arrastrado por el asunto del ya famoso  BAR  J en la calle Luis Montoto, más mediático que otra cosa, el Ayuntamiento da órdenes  precisas y muy imperiosas para localizar e inspeccionar todo bar que tenga la persiana en lo alto.

Ha sido y sigue siendo una sangría. Van con los metros, midiendo, pidiendo licencias de apertura y veladores, capacidad…, no es que soliciten nada fuera de su labor, pero ¿todos  a la vez y sin pasar ni una? Multas, cierres… eso es lo que el sector de avanzadilla se está encontrando.

Advierten al hostelero que deben controlar su aforo de terraza, y que si alguien consume de pie será sancionado (el hostelero). El estrés que ya de por sí tiene el restaurador, más este tipo de visitas y advertencias, ha hecho que varios establecimientos vuelvan a echar el cierre, con lo que esto le supone económicamente para ellos.

Es normal que los establecimientos que abran deben tener en regla sus documentaciones y cumplir con toda la normativa sanitaria, y desde mi posición de asesora informo a mis clientes de todas y cada una de las condiciones sanitarias y de seguridad alimentaria que deben cumplir, amén de toda la documentación obligatoria- Pero todos sabemos que los documentos a veces están extraviados, atrasados, fotocopiados… y muchos de ellos en trámite. No podemos cargar el peso de la ley en diez días a todos los locales que abren , sin dar plazos ni prorrogas para arreglar las perdidas, extravíos , fallos en los  “papeles”…

Se han recibido ya más de un centenar de quejas al Ayuntamiento, que comenzó muy solícito con el tema de aplicaciones de terrazas, pero que con este tema está colmando los nervios de más de un hostelero.

Les están poniendo zancadillas en un momento en donde con un 50% de aforo en terraza y un futuro 40% (si no lo remedia el próximo BOE) de zona interior del establecimiento es casi imposible sacar números para poder mantenerse a flote, máxime con un largo y caluroso verano que ya se está haciendo notar.

Esperemos que la administración local de Sevilla y que el Ministerio de Sanidad, colaboren en esta Fase 2 que vamos a estrenar el próximo lunes 25 de mayo (si todo va bien) y le dejen  un poco de oxigeno, y más cantidad de aforo, a este sector que clama por sobrevivir. Siempre, por supuesto, guardando las medidas sanitarias y de seguridad.

https://brozam.es/courses/manipulador-de-alimentos-prevencion-covid-19/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *