Sin Lexnet no hay justicia
La red cibernética de los juzgados lleva tres días consecutivos sin funcionar y sin respuesta

Por Mariló Rivera. Procuradora

Entiendo que ustedes desconozcan lo que es “Lexnet”, al igual que yo desconozco cual es el sistema de gestión con el que se trabaja en Hacienda.
Sin embargo, sí que conocemos todos que la AEAT tiene un fabuloso operativo de gestión y notificaciones, cosa que no sucede en Justicia, donde se trabaja con este sistema de gestión de notificaciones telemáticas desde los juzgados a los profesionales de la justicia, llamado Lexnet.
¿Y esto por qué? ¿Por qué en España no se invierte en Justicia? ¿Y por qué nos tenemos que creer nada cuando hablan de esa modernización y digitalización de la misma?
No, señores, no es tal. Es más, si a día de hoy medio se sustentan esas plataformas con las que operamos, es gracias a todos los operadores jurídicos que trabajamos con ellas, especialmente los procuradores y sus colegios profesionales, quienes desde sus comienzos nos hemos dejado la piel colaborando en la causa.

Pero ocurre que ni aún así el sistema funciona. Es lo que está sucediendo estos días, tres días consecutivos para ser exactos, en los que esta plataforma está “medio muerta”, con el perjuicio que eso conlleva, puesto que a través de ella, lo que se intercambia entre los órganos judiciales y los operadores jurídicos es nada más y nada menos que notificaciones, escritos, demandas y denuncias. Y de lo que hablamos son de citaciones, emplazamientos, requerimientos y plazos judiciales.

Que la citada Lexnet no funcione bien, a eso estamos acostumbrados todos los abogados y procuradores, y llevamos “peleando” con ello desde que se implantó la misma.

Pero que directamente no funcione, como estamos sufriendo estos días, a eso no se puede acostumbrar nadie ni podemos dejarlo pasar, puesto que es mucho lo que está en juego.

Durante estos días no sólo no podemos presentar escritos, sino que las notificaciones que estamos recibiendo se están perdiendo en un limbo cibernético o no vienen completas, algo que genera una inseguridad jurídica tremenda y ante lo que no se nos está atendiendo por parte de quien corresponda.

Y algo que me sorprende sobremanera es que este Ministro de Justicia no hace tanto nos habilitó el mes de agosto, amparándose en un supuesto interés por agilizar nuestra Justicia. Un interés que lleva tres días brillando por su ausencia.

Lo que está ocurriendo no lo sé, porque sólo nos contestan con certificados de incidencias. Lo que puede ocurrir no quiero ni pensarlo, aunque sí tengo la certeza de que se acabará solventando gracias al esfuerzo y trabajo de todos los que a diario bregamos con “ella”, de nosotros, los grandes olvidados.

En España la Justicia no interesa ni se vela por ella y lo que sucede ahora es la demostración.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *