Que tiempos tan aciagos para la centenaria Lengua Castellana, que cruz tan pesada le está tocando soportar y que fortaleza ha de demostrar ante los múltiples, denodados y variopintos ataques que viene sufriendo de un tiempo, ya demasiado tiempo, a esta parte,….y lo que te rondaré morena, porque la cosa no tiene visos de cambiar de rumbo….

A los insultos lanzados desde las filas fascistoides de los separatistas catalanes, cuyo infausto semilider actual (ya sabemos que el líder real es “el fugado”), el xenófobo Quim Torra, que tiene escrito que los españoles que se sienten españoles y viven en tierras catalanas hablan “la lengua de las bestias”, se viene a sumar ahora el “Gobierno-anuncio” este que nos ha tocado en suerte sin haberlo votado, cayéndonos encima a todos los españoles la inefable ministra Calvo (si, la misma  que inventó el palabro  “anglicanismos” para referirse a anglicismos, entre otras afortunadas aportaciones a la Gramática castellana de Antonio de Nebrija). La sempiterna señora Calvo (ni nadie pudo aspirar a tanto ni España a tan poco) dixit que pretende hacerle el trabajo a la RAE (ya que esta se niega a asumir su encarguito de traducir al lenguaje “inclusivo” la Constitución. ¡Dios Santo!). No contenta con eso, ahora, entre la suprema sacerdotisa de la nueva religión feminazi  y el ministro de Cultura José Guirao, de este Gobierno o Gobierna-spot, pues no otra cosa es, han nombrado además al poeta a ratos, sectario columnista habitual del digital podemita infolibre, Luis García Montero, comunista gran reserva, y candidato afín a la corriente Izquierda Abierta de Gaspar Llamazares, cuyo historial político lo señala como perdedor en elecciones varias (de las cuales la derrota más sonada fue la de las autonómicas madrileñas de 2015 donde Izquierda Unida perdió sus trece diputados), han designado, decía, como máximo responsable del Instituto Cervantes, que velaba por la salud de la lengua castellana en el mundo, y digo velaba porque con tan ilustres próceres dirigiéndola seguramente pasará a llamarse Instituta Cervantas y La Regenta (ingeniosa lectura traducida al inclusivo la que hizo el otrora Felisuco, hoy D. Félix Álvarez de Ciudadanos, en la Comisión de Cultura del Congreso) cambiará su título por “El Regente”…..El marido de la también sectaria y enemiga de Occidente, la escritora Almudena Grandes, ha recibido un buen premio de sus coleguillas por tantos años de lucha contra el progreso, anclado como está en una ideología que ya estaba desfasada hace cuarenta años. Este Gobierno, dispuesto a contentar a todos los que votaron esa ilegítima moción de censura para llegar al poder sin ganar en las urnas, ha dejado en manos de un ultraizquierdista dogmático una de las instituciones más prestigiosas de las que disponíamos y, desde luego, la única que servía para proteger y propagar nuestra lengua allende nuestras fronteras.


Pero, como la esperanza es lo último que se pierde, eso dicen, y yo soy hombre que conserva cierta infantil candidez y que confía en la connatural bondad del ser humano, le quiero hacer al flamante director del Instituto que lleva el primer apellido del más insigne y universal de los escritores en Lengua Castellana, D. Miguel de Cervantes Saavedra, la siguiente proposición, nada indecente y que vendría a demostrar su compromiso con esa Lengua que le han encomendado proteger allí donde no está presente o tiene peligros que la acechen:

Donde más peligros para la Lengua Castellana hoy en día que en la propia España: ¿Que tal D. Luis si, como primera medida adoptada por usted al frente del prestigioso Instituto, ponemos una sede (como quiso hacer Esperanza Aguirre en sus tiempos de ministra de Educación y Cultura, bajo el reinado de Aznar, que no se lo concedió), del mismo en Barcelona?, por ejemplo. Luego podríamos continuar por las provincias vascas, Valencia, Baleares, incluso a Galicia, la patria chica de Dña. Emilia Pardo Bazán, precursora de la defensa de los derechos de las mujeres, si, si, aunque ustedes crean que son la ministra Calvo y la portavoza (sic) de Podemos las que han traído el feminismo a estas tierras hispanas después de siglos de oscurantismo….en fin, si lo que se trata es de defender la Lengua Española, ya tiene usted trabajo bien cerquita.

Ánimo y al toro (seguro que D. Luis también es antitaurino, según la ideología dominante y políticamente correcta, así que rectifico), ánimo y a la tarea.