Picasso castigado de cara a la pared

Han comenzado las celebraciones para conmemorar los cincuenta años de la muerte de Pablo Ruiz Picasso, acaecida el ocho de abril de 1973 en Mougins, y la cosa, lejos de ser una ocasión para analizar su obra, promete convertirse en un juicio sumarísimo contra el pintor malagueño acusándolo de cometer mil y una fechorías contra las mujeres con las que convivió a lo largo de su vida.

Machista, maltratador psíquico y misógino, son algunas de las acusaciones que las nuevas feministas y sus machos seguidores vierten contra el artista al que solo están dispuestas y dispuestos a perdonarle la vida gracias a su obra el “Guernica”, símbolo izquierdista de todas las batallas. Lo de que Picasso no era “especialmente misógino” lo ha dicho Carlos Alberdi, comisario del Año Picasso, en una entrevista del once de septiembre aunque en otra concedida a Antoni Ribas Tur para “rabalears” el pasado 23 de este mes dice con toda claridad que : “Decir que Picasso era misógino le parece una exageración”. El pobre Alberdi no sabe cómo desligarse de tanta memez neo feminista y pasa como de puntillas sobre el asunto para no molestar a los memos que además de serlo no conocen el significado de la palabra misógino y la aplican a Picasso, un señor que tuvo siete mujeres a las que de una u otra forma mantuvo – a algunas de ellas hasta que murieron – que se casó dos veces y tuvo cuatro hijos con tres de ellas.

La verdad es que lo del supuesto machismo de Picasso me hace gracia. Picasso nació en Málaga 1881 y su comportamiento con las mujeres era el normal para un hombre de su época y encima andaluz. Comportamiento que está claro que Picasso fue puliendo y cambiando en el transcurrir de su vida hasta convertirlo en uno muy similar al que tenían los chicos del mayo del 68 con sus mujeres de usar y tirar, con la salvedad que los chicos progres no mantenían a nadie.

Las neo feministas anti Picasso deberían de tratarse sus fobias y neurosis. Acusan a Picasso de machista porque no aguantaba las tonterías de mujeres como ellas que exigen pleitesía solo por ser mujer y el Ministerio de cultura no debería de prestarse a las chorradas del neo feminismo. El cincuenta aniversario de la muerte de Picasso puede ser un buen momento para analizar su obra – incluido el “Guernica”, que no es lo que la izquierda dice que es – no su bragueta.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *