“Matar a todos los republicanos” depende del contexto

Venden en Amazon una camiseta muy chula con una leyenda en letras grandes y súper graciosa: “Kill all republicans”, dice en la pechera; o sea, “Matar a todos los republicanos”… ¡Jó, qué risas, macho, que me parto la caja!

Claro que luego lo estuve pensando y, como el inglés, así, de fábrica, es más inclusivo que el español (podría haber dicho más vago e impreciso, pero entonces no mola tanto), la frase puede traducirse también como “Matar a todas las republicanas” o “Matar a todos los republicanos y las republicanas” y se nos jode el invento.

Y además, ahora que lo pienso, la frase tiene su contexto, claro, porque decir “los republicanos” allí, en lo de los Sioux disfrazados que dan golpes de estado con una botella de whisky en cada mano, todo el mundo sabe que la camiseta se refiere a los seguidores de Donald Trump, los fachas, pero situada en el contexto de la playa de Motril o de Chipiona, podría interpretarse como una invitación a “Matar a todos los herederos de Pablo Iglesias, de Stalin o de Durruti” y eso sí sería ultra facha y sacrilegio, más aún si te colocas un pin con la banderita tricolor o la roja y gualda en la muñeca, que en un caso vas a parecer un militante del suicidio asistido y en el otro que has salido a cazar rojos por la calle.

Al final, sales una noche con tu camiseta chula y te puedes volver a casa con un pandero de leches equivocadas en lo alto, ya sea a manos de los pijoflautas de Podemos o con el careto grabado con la huella de unas botas Martens de unos ‘skin-heads’ que no sabes ni a quién votan o si votan.

Bueno, pero es chula, no me jodas ni me líes, que era eso lo que pretendía comentarte…

Amazon, por si no lo saben, es la mega compañía multiusos que, entre otras muchas cosas, es la propietaria de los servidores que alojaba la app de la red social Parler, la preferida de los seguidores de Trump y de los que están hasta las ubres de soportar los cartelitos y avisos capciosos de Twitter, de Facebook y Whatsapp, además de sus bloqueos arbitrarios y sectarios, sus censuras y sus invasiones de la privacidad mediante el presunto contrato leonino que firmas sólo haciendo un clic en el “aceptar” de la condiciones del servicio, en el que un día incluirán, sin que te des ni cuenta, que al haber dado al “sí, acepto” les has transferido todo el dinero de tus cuentas, les has dado permiso para que te practiquen la eutanasia a partir de los 40 o que el tal Zuckerberg tiene derecho de pernada con tu novia o con tu esposo mientras no superes los 60 tacos.

Hasta que un día la Audiencia Provincial de Logroño, por decir alguna, se pronuncie y diga que si has ‘firmado’, tratándose de una compañía privada que no te ha puesto una navaja en el pescuezo, todo lo que pone allí es minuciosa y rigurosamente legal y que están en su derecho a exigirte el cumplimiento exacto que te penaliza por escribir una hache inconveniente o por ponerle tilde a “sólo” y desatender algunas de las boberías recientes de la Real Academia.

Pero no me líes otra vez que me pierdo del discurso, leches. Lo que yo quería añadir es que Amazon, los de la camiseta tan graciosa, desalojaron a Parler de su hosting y los finiquitaron bajo la excusa de permitir mensajes de los usuarios que, ¡jódete, colega!, incitaban al odio, entendiendo por “incitar al odio”, por ejemplo, escribir que bajo el mandato de Trump no se ha disparado ni un misil en todo el globo, se han creado casi 8 millones de puestos de trabajo a lo largo del país y no se ha emprendido ni una sola guerra, pese a lo cual, la tal Nancy Pelusa, una mega pija que empezó merodeando al inefable JFK al modo de la Lewinsky, asegura con Evo Morales que habría que juzgar a Trump nada menos que por genocidio. Supongo que se referían al decirlo a los fallecidos por la gripe china y eso explicaría que Pedro Sánchez y el Marqués del IVA diesen un respingo y hayan desaparecido debajo de la tercera ola, a punto de ahogarse.

“Matar a todos los republicanos (de Trump)” o “Arderéis como en el 36” ya no es incitar al odio, ya lo saben, sino una simpática invitación que da mucha risa. De verdad que estos rojos están ya muy mal de la cabeza. Y mejor no le pregunten a Bernie Sanders, que te planta un discurso de tres pares de narices a favor del gulag y de la democracia bolivariana de Maduro, como si fuera el Marqués de la Factura Eléctrica.

Dicho todo esto y denunciado el cinismo que se gastan los amigos de Sánchez y Begoño, o sea, aquéllos con los que ni él ni nadie dormiríamos tranquilos nunca, lo que no me explico cómo es posible que los propietarios de todas esas compañías que he citado (Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Jack Dorsey…) sean tan desagradablemente feos, lista a la que habría que unir al propietario de Google, el nuevo mayor terrateniente de los EE.UU., tan rico como indecoroso y que podría comprar países enteros y vallarlos para vacunar con sus experimentos delirantes a millones de personas como si fueran simios, pero que cuando llega al Foro de Davos con su cara de pazguato proclama como un profeta o como un tirano que en el futuro “No tendrás nada… pero serás feliz”, el muy canalla.

Bueno, pues así va esto, que el cinismo les rebosa y ahora todo es culpa de la UE, que no le deja al gobierno socialcomunista convertir el suelo patrio en Venezuela, porque, si pudieran, no subirían los impuestos sino que directamente expropiarían toda la riqueza, bajarían las pensiones y además se gastarían los dineros recibidos en montañas de carmín para los labios, que es el nuevo modo descubierto por las Mata-Haris podemitas para luchar contra el fascismo.

No me cabe ya ninguna duda de que quien preside el auténtico “think-tank” que asesora a este gobierno no es Iván Redondo, sino Beatriz Gimeno, la que animaba desde su Instituto de Bellezas a las mujeres a “penetrar analmente a los hombres”. Y están en ello.

Mientras tanto, no se apuren y sigan atentos a este circo en el que los manipuladores de toda la basura informativa se pelean por rebozarse en su propia mierda antes de acabar en los juzgados por sus persecuciones inquisitoriales a los ciudadanos. Ya les cuento un día de estos…

He dicho.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

2 Comments

  1. howard dice:

    No es amazon quien esta vendiendo estos pull over hay que tener cuidado con la informacion que se publica porque eso solo daña la credibilidad de la derecha , despues sera tarde y pasaremos nosotros como los mentirosos y los embusteros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *