Lo que no sale en la tele no existe

Y lo que sale repetidamente llega a eclipsar a cualquier otra cosa que la contradiga o cuestione. En base a esto, tan injusto como real, se nos machaca casi diariamente con «la violencia de género», entendiendo como tal la del hombre hacia la mujer, pese a que ahora dicen que hay más de cien géneros diferentes.

Esta sesgada visión, tan lucrativa para muchos y muchas, que muestra a los hombres en general como unos seres terribles frente a las angelicales féminas, exige en las televisiones una constante exposición de las crueldades masculinas frente a la inocencia femenina, ignorando sistemáticamente el vidrioso asunto de las denuncias falsas.

Por eso, no trascienden casos tan graves como el de un padre que fue condenado a 14 años de prisión por las falsas denuncias de su ex cónyuge acusándole de abusar sexualmente del hijo común de 8 años, y cuyo juicio fue años después anulado debido a la demostrada mala praxis del equipo de Evaluación en los Casos de Abuso Sexual, de la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía (presidida entonces por Susana Díaz), que habían «dirigido» al menor para que acabase diciendo lo que se quería que dijese.

Ahora han condenado a dicha Consejería a que indemnice al padre por los 3 años de prisión que llegó a cumplir. Bien, pero ¿cómo se le indemniza de la muy dañada relación con su hijo?




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *