Lírica de la derrota

 

La semifinal del mundial de Rusia entre Croacia e Inglaterra me pilló en Leeds. Recuerdo algunas portadas del día siguiente: “Pride of Lions”, “You did us proud”, “We lived the dream… Thank you England”.

Croacia jugó la final ante Francia días después y England siguió con la sospechosa del 66 como única estrella en su camiseta.

Anoche, tras el partido de la Supercopa, el Bayern en su cuenta de tuiter: “Honor”. (1) “Cayó con honor, un equipazo”, por guasap un compañero de colegio, ex futbolista, por cierto. (2)
“El fútbol español está orgulloso de vuestro trabajo y sacrificio”, la Federación Española de Fútbol, también en tuiter. (3)

Hay equipos, clubes, que acostumbran a hacer lírica de la derrota. Se me vienen a la cabeza dos en especial. Nunca lo he soportado.

Horas antes del partido, compartí mesa con dos amigos, sevillistas, que comentaron que con que no hubiera goleada se daban por contentos. Se sorprendían cuando, con cierta contrariedad ante su punto de vista, les respondí que yo confiaba y que había que jugar. Que había que ganar. Y tiré de ejemplos.

Ya no es que el fútbol sea lo que dijo el grandísimo Luis Aragonés (“ganar, ganar, ganar y volver a ganar y ganar y ganar…”), es que buscar otra salida es, directamente, absurdo.

Las respuestas a (1) y a (2) son claras. “Sí, pero la copa va para Alemania”. “Sí, pero cayó. Gracias. Un abrazo”.

A (3), también. Y porque hay que mirar palante: “Dejate de gilipolleces y pon el partido contra el Cádiz el lunes, ¡coño ya!”.

¿Orgulloso? Por supuesto. Orgullosísimo de mi Club. Pero no más que antesdeayer o hace diez años. Como miles de veces. ¿Lírica de la derrota: “honor”, “orgullo” y demás zarandajas? Eso no, por favor.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *