La matanza de Texas

La solución para evitar las matanzas en los centros educativos no está sólo en la prohibición de las armas. Por desgracia, seguirán habiendo de forma clandestina. Es lo que hoy se llama tráfico de armas.

Hay que mirar en el entorno del asesino. Qué ha fallado. Hay conductas y declaraciones que son la crónica de una matanza anunciada. El perfil del criminal tiene demasiados denominadores comunes que se siguen ignorando, hasta que se cumplen las predicciones de esas mentes psicópatas. Y precisamente por infravalorar estos avisos silenciosos, hoy nos vuelve a tocar lamentar y maldecir.

Cada vez más jóvenes, cada vez más salvajes, cada vez más libres… Las estadísticas son demasiado alarmantes para pensar que no va a volver a ocurrir. En las altas esferas políticas, unos se pasan a otros la patata caliente, en algún rincón del mundo, un chico con acné y secuelas psicológicas por bulling fragua otra cacería.

Y mientras yo miro para otro lado, tú miras para otro lado, él mira para otro lado, nosotros miramos para otro lado y vosotros miráis para otro lado… ellos mueren.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *