La democracia la perdimos una vez, luego fue la guerra

Todo apunta a que esto se va a poner muy feo. El sanchicomunismo utiliza ya con desparpajo la Historia como un garrote. Le ha cogido el tranquillo desde Zapatero y la utiliza como una estaca para arrear mamporros con ánimo de provocar.

Ni siquiera han fiado su relato a un comité de expertos imparciales, sino que indocumentados de toda laya, que van desde Ábalos y Adriana Lastra a Sánchez o Carmen Calvo, de los que se desconoce qué narices han leído o qué autoridad les alumbra para ejercer de exégetas imperturbables de lo ocurrido, elaboran leyes a capricho con el único objeto de generar el monstruo que no existe pero que, no lo duden, a este paso existirá.

He repetido ya demasiadas veces que el fascismo no está ni se le espera…, pero ahora tendré que decir que no se le esperaba… Hasta que llegó esta gente y se dedicó a resucitarlo y a insuflarle calor al puchero, porque la izquierda, sin sus fantasmas, no puede sobrevivir, se ahoga, colapsa en lo que Fukuyama definió como “el fin de la Historia”.

Ni siquiera Putin, un curtido ex comandante de la KGB, ni Xi, con sus 88 millones de militantes del PCCh, apelan al demonio nazi-fascista, porque les queda como a trasmano y absolutamente demodé. No les resulta ni medio verosímil y les da la risa floja cuando ven a las manadas chulo-marxistas de los Black Lives Matter y a los autodenominados “antifa” destrozando el mobiliario urbano y los comercios en Occidente. A ellos, esas pobres gentes les durarían un rasurado y un ratito de pogromo, poco más. Y todos a rezar al líder.

En cambio aquí, ignaros indolentes de cualquier pelaje zurdo fruncen mucho el ceño para decir que van a prohibir los libros, las miradas y hasta el pensamiento y que luego decidirán si derriban la Cruz más vistosa y altanera de una Europa repleta de catedrales y monasterios sin los cuales resulta absolutamente incomprensible. Así no hay democracia ni convivencia posible, lo crean o no.

Sí, dirán ustedes que todo esto lo hacen para tapar que ayer mismo se conoció que el PIB ha caído un 13% (en nuestra peor crisis antes de esta, con ZP, el PIB se derrumbó un 2,5% y ya ven lo que ocurrió), pero la pregunta que nos surge a todos es qué hará el PP con esa ley frentista, sectaria y analfabeta si algún día vuelve a gobernar. Aunque bien podría valer la segunda parte de la frase como pregunta por sí misma: es decir, ¿volverá alguna vez la derecha a gobernar? ¿O hemos entrado ya en la hora de la gran estafa del castrismo y el chavismo, que se presentaron como demócratas confesos antes de abordar el poder y hasta nunca más volver?

Muchos piensan que si el PP regresara al gobierno de España haría lo mismo que Rajoy, o sea, no tocar un pelo de las leyes heredadas, que lo hecho, hecho está y que este país tiene problemas más urgentes que resolver antes que empantanarse en esas broncas que el sanchicomunismo y la izquierda patria en general adoran porque les salen gratis y se cuentan diez.

Pero tengo para mí que esta vez, si vuelve a haber elecciones libres en España, asuntos de esa clase serán objeto de atención por parte de los electores de las derechas, que querrán saber muy claro qué postura adoptan sus partidos antes de tirar el voto en la urna. No les valdrá esconderse ni amagar.

Y aun así, yo me pregunto…, si ocurriera que el sanchicomunismo, crecido en su frenesí de provocaciones junto a los comunistas de garrafón y botellona de Iglesias, optara por derribar la Cruz de los Caídos y suponiendo que a raíz de ello no estallara la guerra civil (lo cual ya me parece mucho suponer), ¿qué harían quienes les sucedieran? ¿La repondrían otra vez en su lugar? Todo esto, me parece, lo van a tener que dejar muy claro los dirigentes del PP si quieren retener algunos millones de votos.

Y digo más: si luego de reponerla en su sitio regresasen las izquierdas al gobierno, ¿éstos la volverían a derribar una segunda vez y así sucesivamente cada vez que cambiemos de legislatura? Respondan los arriolistas de todos los partidos a estas preguntas y no haya más estafas al respecto.

Creo con sinceridad que estamos llegando al fondo de nuestras miserias batuecas, que habría dicho el gran Jaime Campmany en su columna del ABC, y que las cosas se pueden poner para salir huyendo cuanto antes de esta España de estúpidos y desmemoriados que desprecian tanto como anhelan los baños de sangre y los esqueletos. Bandadas de irresponsables y de canallas, les advierto, preceden a las hecatombes (y algunas he visto) antes de finiquitar el atroz atropello a la razón.

En pocas palabras, les recomiendo: salgan huyendo cuanto antes si no desean asistir en primera fila a la barbarie. Luego ya será tarde y tendrán que elegir de manera forzosa un bando si aspiran a salvar la vida. Les guste o no.

De momento sólo está en juego la democracia (nada menos) y ya la perdimos una vez, desde 1931 hasta 1975.

He dicho.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *