La causa eficiente

Un buen amigo nacido en Guinea, deportista de élite por más señas y viajero por toda África, me comentaba hace unos días al hilo del artículo sobre el volcán Tropic, la conveniencia de hablar sobre el verdadero origen del problema de la inmigración ilegal, no tanto en describir la actualidad, posibles causas y sus consecuencias, sino en poner el foco en la causa eficiente, es decir, el hecho que se considera más adecuado de todos los que han podido concurrir para producir ese resultado.

Si opinamos con base en la materia informativa que nos llega: ¿cuánto sabemos sobre África?, ¿cuántas noticias de ese continente abren nuestros informativos?, ¿cuántas películas tratan sobre su forma de vida? Tirando de cultura cinematográfica, nos impresionaron films como “Memorias de África” (choque de culturas), “Gorilas en la niebla” (caza furtiva),  “La intérprete” (niños soldados), “Diamantes de sangre” (explotación infantil), y otras que se limitan a apuntar algunas cuestiones que nos resultan lejanas a nuestro modo de vida occidental.

Asumamos de entrada nuestra ignorancia, la mía al menos, sobre cuestiones como el coltán, mineral escaso y muy preciado en la fabricación de teléfonos móviles, videoconsolas y misiles, del que la República Democrática de Congo posee el 80% de las reservas mundiales ¿Se sabe que cada kilo de coltán les cuesta la vida a dos personas en Congo? Ese mineral tan codiciado por los occidentales financia un baño de sangre en el corazón de África. Más de 120 grupos armados se lucran de su extracción ilegal para comprar armas con las que cometen masacres masivas sobre poblaciones civiles, violan indiscriminadamente a mujeres y niñas y secuestran a niños para convertirlos en máquinas de matar. 

Todos sabemos que las guerras son un negocio, pero ¿quién las provoca?: los mayores distribuidores de armas, que, por supuesto, no son africanos. Sólo en lo que va de siglo XXI tenemos Sudán, el Congo, Zimbabwe, el genocidio de Ruanda entre hutus y tutsis en 1994, Liberia, Sierra Leona, Mali,… donde acaban gobernando dirigentes títeres en connivencia con déspotas, en países que no conocen la democracia.

¿Saben los franceses que en 1945 su país creó el franco cfa (franco de la comunidad financiera africana) moneda con una convertibilidad limitada y sin cotización oficial con una tasa de cambio fijada por el país galo y que es la moneda utilizada por 14 países africanos (casi todos ellos antiguas colonias francesas) que anula la posibilidad de una política monetaria autóctona y cuya cotización siempre favorece a Francia en exportaciones e importaciones, aún hoy en día?

¿Nos planteamos dónde acaban nuestras basuras? Me cuentan que en Ghana hay dirigentes que cobran en bancos suizos por consentir vertidos en sus aguas marinas (golfo de Guinea), lo que provoca que los marineros no puedan pescar y deban emigrar. África es el vertedero más próximo de Europa.

Con los antecedentes aquí expuestos, la inmigración ilegal sería un quid pro quo que utilizan países como Senegal, Mauritania, Libia o Marruecos como moneda de cambio, países donde el trabajo, si lo comparamos con las condiciones laborales de Occidente, se desarrolla en condiciones de semi esclavitud. Si aumentaran los salarios medios de los países productores de materias primas, se produciría una inflación de costes en los móviles con la consiguiente subida de precio: ¿estaríamos dispuestos a pagar el doble por ellos? La pobreza aparece así como un negocio. Si África se desarrollara, sería otra China, con los efectos que su irrupción ha tenido en el mercado.  

Ciertamente, el problema radica en el origen, pero no en el geográfico, sino en el de los centros de decisión de las grandes potencias económicas y financieras, y todo hace pensar las decisiones que se toman no van encaminadas a modificar la situación actual.

P.D. Doña Begoña Gómez, esposa del actual presidente del gobierno, titulada en Marketing, accedió al cargo de directora del IE África Center (organismo que depende de la Fundación Instituto de Empresa) en septiembre de 2018, donde se supone que ayuda a impulsar nuevos proyectos para ese continente. La creación del IE África Center y su nombramiento fueron casi simultáneos.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *