Hinchas y mediocres

“¿Para qué te metes en líos con lo bien que se te da escribir de cosas bonitas, de sentimientos y de verdes?”

Me hace gracia cuando escucho a quienes dicen que pasan de la política, que es algo que no les interesa, que no pinta nada en sus vidas. Y por eso las dejan en manos de personas a las que sí les interesa, y mucho, la política y sobre todo lo que se controla con ella, que a día de hoy es prácticamente todo.

Desde a qué colegio puedes llevar a tus hijos, pasando por en qué lengua tienes que expresarte, las reformas que puedes hacer en tu casa o cuánto vas a cobrar el día que te jubiles. Casi nada.

Y luego está el caso contrario, el de los hinchas de la política, o más bien los de un partido concreto, que todo lo convierten en un enfrentamiento entre los suyos y los otros. Sin medias tintas, sin plantearse si hay algo de razón en otros argumentos y sin cuestionar nunca a sus líderes. Como una secta en la que sentirse importantes o parte de un algo más grande que les haga olvidar su propia mediocridad. No importa la razón, ni los datos, todo es visceral, inducido y masticado sin que pase por el cerebro, porque con tres frases y dos eslóganes se construye toda una ideología que en realidad se sustenta con pies de barro en tópicos y falacias. Pero ya lo dijo Göbbels, “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad” y en España algunas mentiras se han convertido en dogma de fe.

A día de hoy, en un país desarrollado en pleno siglo XXI, en un mundo interconectado en segundos, seguimos sin saber el número exacto de fallecidos por el coronavirus en España. Y no es que dudemos entre 100 ó 300 más menos, sino que el baremo oscila en unas 20 mil personas dependiendo de la fuente.

Y una vez más esto también es política, de la fea, la de tirarse de todo a la cara, como quien se pelea por una política hídrica o un plan de educación y no por el padre o la hermana de alguien. Y hay quien sigue aplaudiendo al prestidigitador, porque es de los suyos, y los otros son lo peor. Sólo porque son los otros.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *