Cuídate de las celebraciones

Si algo puede celebrarse un día como el de la Mujer es la condición misma de ser mujer en abstracto (el concepto), no el de las mujeres una a una, ni en grupo, ni en concreto por el mero hecho de ser mujer (mejor sería decir “por haber nacido mujer” y así vamos limpiando el patio de aquellos casos cuya patología mental les hace decir que se sienten mujer como pudieran sentirse Napoleón o un pato), pues está claro que mujeres, al igual que hombres, las hay buenas, muy buenas, malas, muy malas, regulares, grandísimas hijas de p…, etc. Por tanto, así, al bulto, la condición de mujer no le otorga a nadie a este respecto nada para celebrar, ni como individuo ni como grupo. Y más vale que así sea o podrías ser incluido en el grupo de los asesinos en serie o en el de los grandes bribones de la Historia (igual para ellas, ante todo igualdad) y sólo con mucha benevolencia en el grupo de los Santos con peana… Si quieren que celebremos algo, demuestra que eres digna (o digno) de ello, porque no debiéramos regalarnos estupideces sin contrastar, so pena de que celebremos un día de la gente que calza un 41 de pie, al día siguiente los del 42 y etc.

He dicho.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *