“Cómico, lírico y bailable” 

Estamos cansándonos de ver absortas imágenes que ofrecen los políticos, nuestras voces en el parlamento, en sus escaños. “Concursan” en aplausos de duración e intensidad, como si se tratase de una burda infantil, y yo, más a la realidad, desprovisto del más mínimo sentido del ridículo. Las distintas bancadas se conjuran para sentirse los mejores súbditos de sus jefes, llevándoles a la más alta cumbre del ridículo. 

Hace unos días, la “elocuencia”, el saber estar y la “sobriedad” casi de monje cisterciense, prendió en D. Pedro Sánchez ¿presidente? Se empapó cual torrija de Pascua, no con la torrija, en el licor empapo con el dulzor que suponen los aplausos de sus ministros a la Moncloa tras su extenuante jornada en el parlamento europeo. Pedro el Victorioso había conseguido una limosna y un préstamo. Una gran victoria ¡¡Hemos conseguido que nos den más que a nadie!!! porque somos los que tenemos menos que nadie, ¡¡los más “secos”!! Todas estas prebendas por ser los que más parados tenemos y con el mayor déficit… todo un éxito. Pero ya está arreglado porque podemos comer hoy. Una vez más nos aprovechamos de Europa para que sufraguen los “éxitos” de nuestra gestión, del descontrol económico. ¡Que ridículo, Dios mío! rebosarse en palmadas en la espalda por nuestra capacidad de ser los últimos de la fila. 

Ciertamente no sería más que esa bufonada de la que hablaba antes, una bufonada de un cómico con la lírica que expresan los sentimientos vacíos en un baile donde los protagonistas no son los susodichos, sino “la gente”. No se puede ser más insensato; intentar hacernos creer que este triunfo no deja de ser un tentempié y que crean que nos olvidamos de las tareas dejadas de hacer y las realizadas sin el aprobado pertinente de la coherencia. 

¡¡Claro que nos tenemos que alegrar todos!! Pero porque nos supone sobrevivir, que no es poco. ¿Hemos tenido un gran éxito político? Y un gran fracaso de gestión de años de evolución, que conlleva tener que cubrir nuestras hambres con una ayuda de una “Cáritas” que se llama EUROPA. 

Este país ya está resquebrajado. Un país que con límites fronterizos entre regiones que, al contrario del pensamiento europeo de la unidad tienden a una separación esclava de veleidades; un país donde los periódicos luchan por saber dónde está nuestro Rey emérito, con la “importancia” que esto tiene en el ciudadano hoy en día para pagar el pan y los libros de un colegio que aún no sabemos si estará abierto el próximo curso, o de como abrir nuestros trabajos sin contagiarnos del virus. 

Quiero escuchar a nuestro gobierno, también, y leer nuestros periódicos como van, al día de hoy, los mangazos de “un ponéh”, los okupas, caso Dina, de los millones robados en los cursos de formación… quiero saber de todo y… de quién se va por esto.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

1 Comment

  1. Y Sanchez en Lanzarote… como no iba a aprovecharse de todas las prebendas de presidente? Cual nuevo rico no ve más allá de sus narices, le priva volar en el falcon, montar el numerito del desplazamiento y ahí queda España! Que la den…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *