Cimarrones de España convertida en Tara

Muchas comunidades negras norteamericanas han llegado a la conclusión de que el Partido Demócrata de los Clinton considera y trata a los afros como si pertenecieran a una plantación algodonera de Georgia o de Alabama de principios del siglo XIX.

Los enardecen con palabras reivindicativas pero vacías de significado y luego los mandan a sus guetos y sus bohíos con una ración de judías pintas y un bucán seco a tumbarse en la hamaca o en un catre piojoso bajo una palma alta y un techo de estrellas, con prohibición de abandonar el confinamiento del ingenio.

En realidad, creo que el afán de prohibir “Lo que el viento se llevó” no tiene que ver exactamente con el trato desconsiderado hacia los negros que aparece reflejado en el film, sino con el hecho mismo de que aquella guerra fue librada por los esclavistas de los estados sureños, todos del Partido Demócrata de Obama, mientras sus colegas del norte contemporizaban por no molestar a sus propios colegas del partido.

Esto es lo que no desean que se sepa, que fue el Partido Republicano el que llevó a cabo una guerra civil en defensa del abolicionismo, como aquí esconden que los socialistas se opusieron a conceder el sufragio femenino en los años 30, así como ocultan o disimulan muchos otros latrocinios y salvajadas de su más reciente Historia.

En la España falangista, el machismo de la época era por sobreprotección de las mujeres, una sobre consideración legal que las disminuía y las dejaba exentas. Pero en la tinaja zurda, en especial en el comunismo, el machismo era tan feroz que maricones y mujeres eran cosa de gargajo en la taberna y más insulto e incapacitación que ninguna otra cosa. La impostura es cosa de los impostores, ya se sabe.

Pero en España, digo, viene a ser algo parecido a los latifundios de los negros, pues en manos del sanchicomunismo están convirtiendo la Nación en un mayorazgo, con Sánchez de terrateniente, Iglesias de señorito, y los del PNV, Esquerra y etc. en el papel de encomenderos y colonos.

Dice Sánchez que el 31% de los españoles vive ya de las arcas del Estado, o sea, que nos han convertido a todos en braceros, con la vista gacha y apretando cada mes la gorra con ambas manos para cobrar la paga ante un funcionario de Hacienda o del SEPE.

El amo de la plantación nos hizo saber ayer en su homilía evangélica del plasma del domingo que ya no habrá más cultivos de automóviles ni de turistas y que a partir de ahora viviremos del rábano climático y de la cebolla sostenible que nos proporcionen sus capataces en las gañanías. Y de lo que nos llegue de la UE, claro.

En esta nueva Tara en la que la izquierda está queriendo convertir a España, habrá cuero en la espalda y azotes en los costados para los que se rebelen, mientras que los perros del sanchicomunismo perseguirán a caballo por la manigua a los cimarrones que traten de huir o de esconderse en esta plantación extensiva del feminismo y de la transición ecológica por decreto. A los cimarrones ahora los llaman fachas.

Un tipo de la CNN le preguntaba a un negro de la calle por qué votaba a Trump si al presidente lo apoyaban grupos de supremacistas blancos. El encuestado, sin cortarse un pelo, le propinó que se trata un país libre en el que cada cual puede votar a quien le dé la gana, pero que el apoyo de unos supremacistas blancos no convierte a Trump en racista: “O dígame, señor de la CNN, ¿acaso el apoyo de los Black Panthers a Obama convierte a éste en un radical, socialista y supremacista negro?”…

El periodista salió huyendo, mudo, mientras el afro de la calle le seguía, inquiriéndole respuesta: “Sólo hago mi trabajo”, acertó a mascullar el licenciado después de insistirle muchas veces. Fuese y no hubo nada… Y cuando digo “nada” me refiero a que no se emitió ni un plano, salvo en youtube, donde alguien colgó el renuncio.

Ahora Sánchez, al igual que el tipo de la CNN, no responde a las preguntas y, le digas lo que le digas, se pone a hablar de sostenibilidad y de transición ecológica. Y de patriotismo, manda huevos, después de aplicar el término con afán peyorativo a la policía y a la Guardia Civil.

Pide patriotismo para que todos los partidos apoyen su petición de ayudas estratosféricas a la UE para la economía española, pero no se pronuncia sobre qué piensa ofrecer a cambio si seguimos además con un presupuesto que aprobó Rajoy y que Marisú calificó de inservible hace ya más de dos años.

Se va la Nissan del mayorazgo de España y ya veremos si Citroen/Peugeot y la Renault no le siguen los pasos. Por el camino que lleva esto, tratarán de inventar en la encomienda la Barreiros y la Pegaso, como franquitos desenterrados. O fabricarán un biscúter eléctrico y un avión Saeta, para que se estampe contra una nube el ministro Duque con su escafandra de astronauta frente a su mesa de despacho.

En Cabo Verde, que son unas islas paradisíacas sobre un volcán en medio del Atlántico, la policía estadounidense ha vestido de color butano a un testaferro colombiano de Maduro, de origen libanés, que tiene una libreta de gusanito con las cuentas suizas del mangazo zurdo, incluidas las maletas de Ábalos en el aeropuerto de Barajas.

ZP animaba a su tropa de rufianes bananeros a colocar a EE.UU. “en una situación imposible” y resulta que la situación se le pone insuperable a los de Iglesias y al sanchicomunismo: “José Luis, sé fuerte”, le pondrán por el guasap los suyos mientras Begoña ordena a dos mucamas en el Palacio de las Marismillas que le planchen las enaguas y arranquen las cortinas y le cosan un vestido, que hoy, ¡a Dios pongo por testigo!, viene a cenar, atizando las espuelas en el Superpuma, Rhett Butler…

PS: Y C’s…, con la cofia puesta, ajustándole el corpiño.

He dicho.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

2 Comments

  1. José Luis almaraz garcia dice:

    Me falta la alusión al derribo masivo de las estatuas de Colon. El único que protegió el mestizaje, igualico el norte que el sur. Los indios confinados en reservas y los del Suŕ dominando con ” DEMOCRACIAS COMUNISTAS ” gracias a la permisividad del descubridor. Estarían mejor en taparrabos untando sus flechas de pimienta, made en Mac Donald.

  2. José Mª Arenzana dice:

    Le agradezco, sobre todo, que haya entrecomillado el sintagma “democracia comunista”, porque semejante oxímoron, tamaña contradictio in termini, resulta intragable si no es mediante amarga ironía. Saludos y gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *