Así piensa crear Sánchez los 800.000 puestos de trabajo

Pueden aportar ideas para el plan de recuperación que Sánchez presentó el otro día precedido por un pianista chorra que no sabe tocar el piano (otro puesto más a tener en cuenta en cada ayuntamiento y cada Diputación).

El columnista Alfonso García, desde Lucena (Córdoba), ha elaborado un listado de urgencia para contribuir a que el plan de Sánchez llegue a buen puerto antes de terminar la legislatura.

Así, bajo el título “¿Cómo puede crear 800.000 puestos inmediatos de trabajo un gobierno de progreso?”, García sugiere de forma absolutamente altruista que “cada ayuntamiento, por pequeño que sea, podría ser obligado a contratar seis mediadores sociales; veinte traductores, incluyendo de lenguas precolombinas y tribales africanas; una centena de observadoras “de género”; siete animadores de talleres de inclusividad; treinta comisarios de seguimiento de medidas contra el cambio climático; sesenta liberados sindicales; catorce especialistas en transición ecológica; nueve conferenciantes sobre autosatisfacción sexual; once intermediarios para la acogida de “menas” y ocho vigilantes del cumplimiento de la memoria histórica”.

Además de eso propone la contratación de trece monologuistas graciosos y progresistas para animación de calle y fiestas patronales; nueve asesores de planificación familiar; un gabinete de promoción de la eutanasia con dieciocho integrantes; cinco cortometrajistas vertovianos; una compañía con treinta miembros para representaciones municipales de teatro comprometido; once funcionarios transexuales de cuota; cuatro virtuosos del malabarismo y el diábolo para animar las rotondas; dieciséis técnicos estables y promotores para un gran festival indie; ocho prescriptores de lecturas político-moralmente correctas, para la biblioteca del pueblo; y nueve personas racializadas, también de cuota, para fomentar la integración y combatir la xenofobia…”

No está mal como primera tacada para avanzar en la línea de progreso descendente que puede adivinarse en los planes de Sánchez e Iglesias para España, de modo que Alfonso García concluye que “si las administraciones locales son obligadas a asumir este compromiso por el empleo, desde luego que pueden crearse esos 800.000 puestos de trabajo. Y ocho millones, si fuera necesario”, añade.

Yo, por mi parte, tan pesimista, creo que se trata de tarea de todos y que no llegaremos a cubrir los objetivos si a obra tan magnificente no le añade cada español sus propias ideas imaginativas, así que aquí y ahora les convoco para que realicen sus propias aportaciones por el bien de España…

Creo, por ejemplo, que se deja atrás el ínclito Alfonso García importantes desgloses y numerosas áreas de alto interés para la creación de empleo, tales como los tomadores municipales de sol y las imitadoras matutinas y vespertinas de Greta; también trascendentales me parecen los agitadores y agitadoras de denuncias falsas viogen; los promotores de bloqueos y sanciones en FB y Twitter (oficio de enorme futuro); los desenterradores de huesos en cunetas; los pancarteros del “güelcóm refuyís”; los retiradores de banderas españolas a medida que se incrementen los fallecidos por Covid19; los mismos muertos por Covid19 (profesión al alza que permite mucha flexibilidad laboral y rápido reemplazo); al menos “un tonto de la bandera republicana” por municipio, que nunca debe faltar en toda mancomunidad que se precie; los afinadores de trompetas por si se presenta de repente el líder en tu pueblo; los facilitadores de la documentación necesaria (que es ninguna) para el aborto libre para menores; los reponedores de tarjetas de móvil destruidas por Iglesias entre sus ex novias; así como los arrastradores de carros del Mercadona por los pasillos de los juzgados repletos de los expedientes judiciales de aforados de Podemos y el PSOE.

Creo asimismo imprescindible ofertar espacio a los reclutadores de ex votantes de C’s; un par de sonsas sin estudios del estilo de Adriana Lastra para colocar en la puerta de cada Consistorio a modo de chihuahuas o de perritas pekinesas; otro par de exhortadoras para recoger fluidos vaginales, lo que permitiría regar los alcorques con arreglo a las instrucciones de la Pachamama, además de una batucada municipal completa que acompañe en cada operativo; una cuadrilla de vigilancia permanente de les gallines, les perres y les gates, para reducir los incontables abuses sexuales; un Simón por cada barrio de acreditadas virtudes montañeras o surferas al que se le suministrará una moto para el adecuado cumplimiento de sus deberes; un impulsor de huertas de proximidad por cada bloque de más de 9 plantas; un contador de esquejes de marihuana en evitación de la desagradable carestía y desabastecimiento; una brigada de okupas bien remunerada que participe en la toma de viviendas de particulares y avise de las indeseadas apariciones no previstas de los legítimos propietarios; un retén permanente de anilladores de fachas por barrios o distritos de más de 1.000 habitantes; y, en fin, un ejército completo de querubines cuentacuentos sobre la II República española que pregonen por las calles alucinógenas versiones de la vida seráfica y beatífica de Largo Caballero, Indalecio Prieto y las 13 rosas.

Si todo esto ‘apatrullara’ nuestros barrios y calles cada día, a buen seguro podríamos cubrir con holgura el cupo previsto y asistiríamos a una pronta recuperación de la nueva economía de la subnormalidad. No obstante, a ver si Errejón y Monedero se animan y realizan sus propuestas. Nos vamos a salir del cuadro en cuanto nos lleguen las suyas y regresaremos al G-7 antes de que Irene Montero arregle lo del sesgo machista de los algoritmos. Te lo juro, tía.

He dicho.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

2 Comments

  1. Antonio Pérez Madrazo dice:

    ¡Claro, así cualquiera, se llame Pedro Sánchez o “Perico de los Palotes” (vaya casualidad de nombre que le pega muy bien al Sánchez)!

    Pero, …¿de dónde sale el dinero para tales “ocurrencias” en la creación de puestos de trabajo?

    ¡Pues de los que pagan los impuestos en España o en la Unión Europea ( estos últimos 140.000 millones todavía no han llegado, y a lo mejor no van a llegar) en cuanto se den cuenta de las “ocurrencias de los social-comunistas)!

  2. Francisco de Paula Zurita Sancho dice:

    Me recuerda los 800.000 puestos de trabajo de Felipe González que se convirtieron 800 “o” 1000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *