Amalia a Viva Voz. Tres céntimos

¿Se acuerdan de la anécdota de Lola Flores, cuando pidió a cada español que diera una peseta para ayudarla a saldar su deuda con Hacienda? Pues aquello se me vino a la mente el otro día hablando con mi compañía telefónica…jajajajajaj Verán ustedes yo soy mucho de redondear las vueltas y dejar de coger los céntimos pequeños, que son un estorbo luego en la cartera y abultan más de lo que pueden servir, pero creo que a partir de ahora mi actitud va a cambiar. La explicación la tiene mi última factura de teléfono, después de varios mensajes y llamadas a atención al cliente (con su consiguiente “protocolo” de Ley de Protección de Datos) y tras darme cuenta de que dicha compañía ha cometido un error enviando dicha factura a una antigua entidad bancaria (con la que ya no opero hace más de año y medio y cuya cuenta se canceló) y de explicar no sé bien cuántas veces a la misma señorita que la factura está pagada desde mi cuenta ( aunque no soy la titular, cosa para la que no ponen pega ni existe Ley de Protección de Datos) después de más de media infructuosa hora explicándole… me dice que vuelva a llamar al día siguiente porque, a lo mejor, no ha llegado aún el ingreso…uffffffffffff. Al día siguiente, misma operación y ya nos tranquilizan, la Factura está pagada…pero no se ha podido cerrar convenientemente, tenemos una deuda pendiente, la cantidad pagada no es correcta…faltan 3 céntimos por pagar!… Definitivamente España se nos va a la mierda…




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *