Que dicen las malas lenguas envidiosas que la niña es monísima y mú bien plantá, pero que le faltan dos hervores y que no sabe comer caracoles ni fregar un plato, pero se maneja bien con la visa y con la bisabuela. Tiene la vida resuelta, hagánme caso que la voy a casar…


Y ahora que es mayor de edad, pobre niña, le atizan en todos los medios, con su carita lavada de niña guapa. Porque guapa es tela… de telón. Ha sacado lo mejor de cada casa, que en una hay mucha y en otra regular.

Y además de guapa, simpática. Que me lo dice Kuki que, por supuesto, es muy amiga de la amiga de su mejor amiga, y dice que la niña… que da gusto. Normal. Educación exquisita en casa, buenísimas costumbres, y una abuela disfrutona que era para comérsela (bueno una no, dos). Que seguro se ocupó de enseñarle a la nena que lo más importante en la vida es ser feliz y eso se consigue haciendo lo que a una le sale de la punta del fleco del mantoncillo, sin tener que molestar ni hacer daño a nadie. A lo mejor lo que se le pasó es que para eso hay que tener parné (en caló, como a ella le gustaba) porque si no, ni para el fleco.

Otra amiga de mi Kuki (que aunque no lo crean tiene amigas maestras) tuvo de pequeña a la nena en su grupo. Y lo que más le gustaba a esta institutriz era hacerla interactuar:

-“Hoy hablaremos de comida. Dime Caye, cuál es tu comida favorita?

-“Los macarrones”

-“¡Uy, qué ricos! ¿Y te los cocina la abuela?”

-“No señorita, mi abuela no cocina, no sabe…”

Y así.

Pero la nena ha crecido feliz y contenta con su pandi sevillana de mini-toreros (que ya han crecido como ella y han dejado de ser minis y casi dejan de ser toreros) y con las amigas y amigos de ese cole tan caro que no tiene patio pero que está tan cerca de casa de su abuela,  y en fin, que no lo han hecho mal.

Ahora bien: UNACOSATEVIÁDICÍ. ¡Por naíta te consiento que le faltes a mi niña!

Porque dicen los mentideros de mi Kuki que, tanto en su casa de Madrid anexa a Liria, como en la próxima a PuertaJeré en Sevilla, están disgustados ¡porque la niña no ha pasado el acceso a la Universidad! Disculpen ustedes; ¿sabrían decirme qué estudios tienen sus progenitores además de los estudios de fotografía del papel couché? Que uno es torero, to-re-ro. Que hay que tenerlos como los del caballo del Espartero, sí, pero de letras y números poco. Y la otra, habla idiomas, uno o ninguno. Y poco más, Y lo que sabe lo ha aprendido en las traseras del colegio de pago jugando a la rayuela primero, y en las boites un poquito más mocita bailando, bebiendo y fumando como cantaba Alaska.

Así que no me jodan a la niña demasiado, déjenla vivir tranquila con su carita guapa y su conciencia tranquila y que ella decida, ahora que es “mayor” para hacer lo que le salga del tacón de su Louboutin, como bien hizo su abuela. Y que disfrute, que para ella es la vida. Que sus padres se peleen y se tiren de los pelos pero entre ellos, que los periolistillos no se atrevan ni con ella ni con ninguna, que la juventus es tal por muy famoso que hayas nacido. Que se busquen otras cosas o le pregunten a Kuki, que no dá puntada sin hilo.

PD. Y mientras, la hijísima, la Campitos, suelta así, como quien no quiere y que cada uno lo coja como le parezca, que no cree que su hija salga en fotos cuando sea mayor de edad. Igual es que porque se la pueden organizar como la que le prepararon a la Janeiro… angelitos…