Participa suaviza sus aristas

Este miércoles, el gobierno municipal de Sevilla y los concejales de los grupos de la oposición celebran un pleno de carácter ordinario que, entre otras cosas, abordará una propuesta del PP para la creación de una oficina que preste asesoramiento técnico y jurídico a las congregaciones religiosas de cara a agilizar los trámites de sus proyectos de rehabilitación de patrimonio histórico. El grupo que lidera Beltrán Pérez traslada al Ayuntamiento una creciente preocupación social en Sevilla sobre el estado en el que se encuentran algunos conventos sevillanos, auténticas joyas arruinadas como consecuencia de la desidia de las administraciones y, por qué no decirlo, de la Iglesia Católica que, convendremos, no es el Banco de España ni tiene una máquina para imprimir billetes de la misma manera que resulta evidente que tienen recursos para algunas cosas sí y para otras no. Y los conventos deben o deberían ser prioritarios.

Pero, con todo, lo que realmente resulta sorprendente, en positivo, es la posición que al respecto adopta Participa Sevilla, la marca blanca de Podemos en Sevilla. En víspera de la celebración de este pleno municipal, la formación de Susana Serrano ha emitido un comunicado que se sale absolutamente del discurso revolucionario y trasnochado del que hace gala en más ocasiones de la deseables los chicos de la formación morada. Participa propone, atención, “para enriquecer la propuesta del PP”, la creación de un patronato municipal, presidido por el arzobispo, con la participación de asociaciones y colectivos en defensa del patrimonio, que diseñe un plan integral que evite el progresivo deterioro de los conventos que forman parte, afirma Participa, “del legado que los sevillanos y sevillanas hemos heredado, lo que nos obliga a dejarlos en un óptimo estado de conservación a generaciones futuras”.

Asombra, y mucho, la sensibilidad al respecto de una formación política cuya imagen está asociada, en el imaginario popular, a los herederos de aquellos que cerilla y gasolina en mano redujeron a cenizas más de un recinto de carácter religioso, católico para más señas. Y es ahí, en la sensibilidad hacia la religiosidad mayoritaria entre los sevillanos, donde por primera vez destaca esta formación política que va un poco más lejos, incluso, al proponer la creación de una ruta conventual que bajo la marca “Conventos de Sevilla”, promocione estos enclaves de vida religiosa como un reclamo cultural.

Bienvenida sea esta postura de Participa Sevilla que se aleja así de la marginalidad política y de la imagen de formación antisistema que arrastra desde que desembarcara en el pleno municipal sevillano. Haciéndose eco y defendiendo una reivindicación que está en la calle, ligada a la Iglesia católica, esta formación política se abre a la sociedad sevillana suavizando sus aristas y multiplicando sus posibilidades de éxitos futuros.


 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *