Algo estaremos haciendo bien

El diario El País publica este miércoles un amplio reportaje titulado “El negocio de la manipulación digital en España” en el que saca a relucir el caso de Digital Sevilla, una web dirigida por un joven informático de Castilleja de la Cuesta, muy politizado, que recicla informaciones de diferentes medios de comunicación poniéndole todo el ingenio posible al titular para provocar el “clic” y, en consecuencia, audiencia y recursos económicos gracias a la publicidad de Google. El País afirma que “en menos de dos años de existencia, Digital Sevilla ha superado en tráfico a medios fundados por veteranos periodistas sevillanos gracias a sus titulares sensacionalistas”. Cualquier joven periodista, o incluso sin llegar a serlo, puede caer en la tentación del dinero fácil y rápido, gracias a la publicación de bulos, noticias falsas o simples titulares sensacionalistas. Siendo cierto que en dos años Digital Sevilla se ha aupado a la cabeza de las webs sevillanas, también es cierto que en siete meses este diario digital, Sevillainfo, se ha situado, según la misma información de El País que cita datos del medidor de audiencias Similar Web, como el primer diario digital nativo de Sevilla. No es lo mismo una web o un blog, que un periódico. En tan sólo siete meses, este diario, con información de calidad, numerosas primicias y exclusivas y firmas de reconocido prestigio en la opinión, ha conseguido situarse en cabeza gracias a un periodismo riguroso y serio, algo que el lector valora y también las empresas que deciden vincular su marca a un periódico de prestigio. Porque no es lo mismo la publicidad de Google, cuyos anunciantes ni siquiera saben dónde se publicitan, que la empresa local que no sólo sabe dónde inserta su publicidad, sino que mantiene una vinculación cercana al medio. No es menos cierto comprobar que con la ley del mínimo esfuerzo se pueden conseguir ingresos espectaculares frente al sacrificio y la rigurosidad. Hay otras webs surgidas recientemente que se dedican a publicar contenidos de otros medios de comunicación. Sí, es tentador, no lo negamos. Pero sí negamos las declaraciones a El País del responsable de Digital Sevilla. “Algo estaremos haciendo bien cuando tenemos esa audiencia”. Es un mensaje demoledor, por falso, para todas aquellas nuevas generaciones de periodistas que pretenden vivir de este santo oficio. Una cosa es difundir contenidos y otra bien distinta ejercer el periodismo. No es tan fácil engañar al lector ni al anunciante.




1 Comment

  1. Diego Ferreras dice:

    Con la parcialidad que os caracteriza normal que presumáis de visitas, si tenéis a todo el Beticismo de vuestra parte, es lo que tiene tener al que tenéis en Deportes y no a alguien imparcial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *