El internacional británico, de 25 años, es un centrocampista de enorme calidad muy castigado por las lesiones en los últimos años

El internacional Jack Wilshere (Arsenal) ha sido relacionado insistentemente con el Real Betis en las últimas semanas y, según publica hoy mismo The Sun y recogen diversos medios en España, ya habría dado el OK a su venida al conjunto verdiblanco en próximo mes de enero, aunque según fuentes del club verdiblanco consultadas por Sevillainfo no hay “ninguna posibilidad” de que ello sea así.

Wilshere (25 años, 1.72 metros), centrocampista de gran calidad e internacional inglés en 34 ocasiones (la última en junio de 2016), ha sufrido un calvario con las lesiones en los últimos tiempos: la última, una fractura de peroné el pasado mes de abril mientras militaba cedido por el Arsenal en el Bournemouth.


Wilshere se lesionó de gravedad el peroné en septiembre de 2015 y estuvo casi un año sin jugar. La campaña anterior ya sufrió dos operaciones al lesionarse el tobillo derecho militando en el Arsenal, donde mantiene un salario de 90.000 libras semanales (alrededor de 5 millones de euros anuales). Entre 2011 y 2013 también estuvo casi dos años sin jugar por culpa de las lesiones.

Wilshere debutó con el Arsenal en la 2008/09 con apenas 16 años de edad –el más joven de la historia en hacerlo en la Premier con los gunners– y eclosionó en la 2010/11, disputando 35 partidos (31 de titular). Pero a raíz de ahí empezó a sufrir un auténtico calvario con las lesiones: se pasó la temporada 2011/12 totalmente en blanco -524 días sin jugar en la Premier-, en la 2012/13 y 2013/14 disputó 25 y 24 partidos con el Arsenal, solo 14 en la 2014/15 y apenas 3 y 2 en las dos campañas siguientes. La pasada estuvo cedido en el Bournemouth (27 partidos) y en la actual solo ha participado en dos de Liga con el Arsenal (25′ en total), con el que sí jugó 4 de la Europa League, dos en la EFL Cup y otros dos con el equipo de reservas.

Su millonario contrato con el Arsenal expira en junio del año próximo. Wilshere es un jugador que tanto Lorenzo Serra Ferrer como Quique Setién tienen en gran consideración por la calidad que atesora, pero las cantidades que percibe hacen inviable su llegada al Betis, ya sea en enero o el verano próximo, en el que seguramente no le van a faltar ofertas pese a su historial de lesiones.