Victoria nazarena por la mínima para aferrarse a la permanencia (12-11)

El Dos Hermanas alcanzó en la tabla al C.N. Caballa (décimo) tras el triunfo de ayer en la antepenúltima jornada liguera

Paso de gigante hacia la permanencia en Primera Nacional masculina el que dio ayer el Dos Hermanas masculino después de superar en casa a un rival directo como el C.N. Caballa. Los nazarenos superaron a los de Ceuta con un apretado 12-11. Eso sí, sin poder hacerse con el gol average particular, ya que en la primera vuelta cedió en tierras norteafricanas 10-4. De esta forma, los de Jota Murube suman tres puntos de vital importancia que, aunque no les sirve para abandonar la undécima y penúltima posición, sí les permite alcanzar al conjunto ceutí, situándose, además, a un sólo punto del C.D.W. Málaga, noveno.

La tercera victoria consecutiva del cuadro nazareno, liderado en la parcela ofensiva por Luis Jiménez y José Antonio Millán, máximos goleadores del choque con cuatro tantos cada uno, le abre de par en par las opciones de salvar la categoría. Aunque para ello deberá sumar algún punto más en las dos jornadas restantes, en la que los otros dos equipos implicados en la última plaza de descenso, Caballa y Málaga, tienen que enfrentarse entre sí, circunstancia de la que puede salir beneficiado.

En cuanto al partido disputado en el Centro Acuático de Montequinto, no ha sido nada fácil para un Dos Hermanas dominante en el marcador desde los primeros minutos. Y aunque las defensas se imponían en el arranque, la balanza se desnivelaba mínimamente al final del primer cuarto (2-1) para abrirse al descanso tras un 4-2 de parcial (6-3).

La reacción ceutí llegaba en el tercer acto, en el que el cansancio empezaba a hacerse notar en las filas nazarenas. Aunque a pesar de ceder el primer parcial del choque, los de ‘Jota’ Murube mantenían el tipo y la iniciativa para afrontar los últimos ocho minutos 8-6.

La dinámica continuó en el último acto de un partido ya roto en ambos lados de la piscina. De hecho, los goles se sucedieron hasta desembocar en un inquietante empate a nueve que llevaba los nervios a la grada. Llegó entonces el último arreón de un equipo sevillano que con tres nuevos tantos ponía tierra de por medio (12-9) y supo sufrir en el cierre.

 

LAS PALABRAS DEL ENTRENADOR:

Jota Murube: “Ha sido un partido de infarto. Lo hemos encarrilado al principio, pero al final del tercer cuarto nos han dado muchos problemas en ataque y la ansiedad nos ha podido. Ellos han podido incluso empatar al final. La victoria son más que tres puntos, por cómo se ha puesto el encuentro. Ahora, a seguir sumando en los próximos. No nos queda otra”.

 

FICHA DEL PARTIDO




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *