Tomás Calero junto a Cristian Tello, en Montecastillo / RBB

El Real Betis pretender modernizar el área médica y será el propio Calero, que llegó al club en 1986,  quien proponga a su sustituto

Tomás Calero dejará de ser jefe de los servicios médicos del Real Betis al final de la presente temporada, aunque seguirá vinculado al Área de Salud del club verdiblanco, al que llegó por vez primera en 1986, bajo la presidencia de Gerardo Martínez Retamero. Él mismo será el encargado de buscar a su propio sustituto para pasar a realizar otras funciones.

Hoy López Catalán y Calero han explicado como queda el tema en la radio del club. “Llevábamos bastante tiempo trabajando en este asunto -ha explicado López Catalán-. El proyecto de crecimiento del Betis no para en todas las áreas. En la médica vamos a llevar a cabo una modernización, porque es muy importante y afecta a muchas parcelas de la entidad. Es una apuesta decidida del consejo de administración. A Tomás ha sido al primero al que se lo hemos comentado. Le damos las gracias porque siempre nos ha ayudado desde que le hemos comentado este proceso de cambio. No hace más que ayudar y proponer soluciones”.


Por su parte, Tomás Calero señaló que “todo ha transcurrido en un talante de amistad. Quiero agradecerle a la entidad que me haga partícipe de este proyecto ilusionante. Nadie es eterno en su puesto. Después de 25 años de banquillazos dominicales, no está mal darle el relevo a otra persona. Debe ser alguien que conozca cómo se trabaja en este club. Lo debatimos ayer con el presidente y Lorenzo Serra Ferrer. No es que seamos más listos que nadie, sino que debemos seguir la línea de los grandes clubes europeos. Va a haber un paso generacional en los servicios médicos. Ellos han pensado que puedo ser yo el que busque mi propio sustituto”.