Adidas y la RFEF descartan cualquier “connotación política” en los colores de la indumentaria y suspenden el acto de presentación en el que iban a participar los internacionales

La marca de material deportivo Adidas ha emitido este martes un comunicado, junto a la Federación Española de Fútbol, en el que afirma que el diseño de la camiseta que la selección española de fútbol lucirá en el Mundial de Rusia 2018 está “fuera de cualquier connotación política”. El color azul petróleo de una de las listas se asemeja al morado de la bandera republicana y se ha originado un gran revuelto en toda España con este efecto óptico.

La polémica surgida por la camiseta que lucirá España en el Mundial 2018 ha alterado el plan que había marcado para una presentación que se iba a realizar el miércoles tras el entrenamiento matinal, con los jugadores patrocinados por adidas de la Roja, y que finalmente se reducirá a una foto oficial. El acto de presentación con los jugadores ha sido suspendido.


En su nota, Adidas señala que lleva “apoyando a la selección española más de 30 años” como patrocinador técnico, “proporcionándole el mejor material para todas las competiciones” y que “el rendimiento de los deportistas” es su “principal objetivo”.

“La marca de las tres bandas trata de ofrecer diseños novedosos con las mejores tecnologías del mercado sin olvidar sus colecciones más icónicas, como es el caso de esta nueva camiseta, que rinde homenaje a una de sus elásticas más famosas, utilizada en la Copa del Mundo de Estados Unidos en el año 1994, o por ejemplo la de la actual campeona del mundo que reinterpreta la icónica camiseta de 1990 dónde los alemanes ganaron el mundial”, añade Adidas.

Jordi Alba, De Gea, Marco Asensio, Koke e Isco, con la nueva camiseta ‘republicana’ de la selección.

El fabricante alemán explica que “el diseño de la actual camiseta resume el coraje y la furia de la selección española, con gráficos de diamante rojo, amarillo y azul, que representan las mejores cualidades de este equipo: velocidad, energía y su conocido estilo de juego. La equipación se completa con pantalón azul petróleo y medias negras”.

La elaboración de esta vestimenta “es un largo proceso de colaboración entre ambas entidades, con plazos de hasta 18 meses antes de la presente competición, donde Adidas y la RFEF acuerdan el modelo, el diseño y los colores que vestirá nuestra selección”, finalizó.

La nueva camiseta que vestirá la selección española de fútbol en el Mundial de Rusia de 2018 ha levantado polémica por un tono azul que por un efecto óptico parecía morado, lo que a algunos les recuerda a la bandera republicana, por lo que Adidas ha querido aclarar que está “fuera de cualquier connotación política”.