Los preparativos del partido de Champions de la pasada temporada contra la Juventus en el Sánchez-Pizjuán.

Se exponen a la suspensión de su condición de abonados por intentar lucrarse con promociones destinadas a llenar el campo de sevillistas

El Sevilla FC informa de que ya hay cinco abonados que han sido expedientados por intentar revender su abono -un caso- o la entrada que habían adquirido al 50% de su precio -cuatro casos-, aprovechándose de la promoción lanzada por el club con el fin de que el público sea cien por cien sevillista en el Ramón Sánchez-Pizjuán este miércoles en el choque ante el Spartak. La sanción para los socios expedientados puede acarrear la suspensión de su condición de abonado.

El Sevilla FC seguirá persiguiendo con ahínco cualquier intento de reventa y recuerda que para el choque ante el Spartak ha montado un dispositivo especial en el acceso al estadio, con controles exhaustivos en las puertas para asegurar que no haya incidencias en el ingreso al campo. De hecho, los portadores de entradas tendrán que acceder al Sánchez-Pizjuán exclusivamente por puertas preestablecidas para favorecer dicho control de acceso.

En este sentido, cabe aclarar que las entradas que los abonados han adquirido al 50% están referenciadas a ese mismo abonado, cuyo nombre aparece en la misma, de modo que en caso de ser intervenidas por uso indebido (venta a los aficionados rusos, muchos de ellos sin entrada) se sabrá con certeza la identidad del socio que ha efectuado la reventa.