Los implicados en la reventa pueden perder la condición de abonados de forma temporal o definitiva

Los servicios de seguridad del Sevilla FC retiraron 198 títulos de acceso, sobre todo entradas promocionadas, pero también algunos abonos, que fueron revendidos en los accesos al Ramón Sánchez-Pizjuán antes del comienzo del partido de la Liga de Campeones ante el Spartak de Moscú.


En este sentido, gracias a la trazabilidad de las entradas y los abonos, el club ha procedido a abrir expediente a los abonados que hayan podido hacer un uso indebido de los títulos de acceso por infracción grave de la normativa interna debido a los problemas de seguridad ocasionados. Esta apertura de expediente puede conllevar sanciones como la retirada de la condición de abonado de forma temporal o de forma indefinida.

El Sevilla FC quiere, de una lado, agradecer a la mayoría de sus abonados su paciencia y comportamiento en el citado partido evitando, en lo posible, cualquier incidente, y de otro recordar que va a mantener una política de tolerancia cero con la reventa y el uso fraudulento de los carnets por parte de sus abonados.

En este sentido, la entidad anuncia que volverá a redoblar esfuerzos en la visita del Liverpool para evitar y sancionar este tipo de prácticas.