El Sevilla FC visita al Atlético en el Wanda en plena crisis de identidad

Vincenzo Montella, tras las dos derrotas ligueras ante Betis y Alavés, necesita que el equipo dé la cara de una vez para no perder el escaso crédito que ya le queda

El Sevilla FC, inmerso en una profunda crisis de identidad, visita esta tarde en el Wanda Metropolitano al Atlético de Madrid, un rival durísimo y por ello idóneo para dar un golpe en la mesa, alejar fantasmas e iniciar la senda de la recuperación, aunque también cabe lo contrario, que es lo que más teme en estos momentos la mayoría del sevillismo, en estado depresivo desde que arrancó el año y constató que la solución Montella no ha hecho más que avivar las dudas tras la precipitada y soprendente destitución de Berizzo.

Estaba claro que la papeleta del sucesor iba a ser complicadísima, aunque más se la ha complicado el propio Montella tratando de devolver galones a quienes los habían devuelto durante cuatro meses largos de competición en los que el Sevilla FC, con un juego mediocre, fue logrando resultados más que aceptables, pues solo hincó la rodilla ante rivales europeos (Barcelona, Madrid, Atlético, Athletic, Real Sociedad) y el renacido Valencia, en todos los casos a domicilio.

El debut liguero del técnico italiano no ha podido ser más descorazonador, y eso que por la primera parte copera en el Carranza algunos ya quisieron ver una evidente mejoría en los ‘conceptos futbolísticos’ que trataba de imponer, que desaparecieron de sopetón en los primeros duelos ligueros ante el Real Betis -que rompió la imbatibilidad de catorce meses en el Sánchez-Pizjuán– y el Alavés. Y es que la realidad y el deseo no siempre van de la mano.

La papeleta de esta tarde eleva al cubo la complicación de las cuatro citas anteriores, pues enfrente está nada menos que el Atlético del Cholo Simeone, reforzado notablemente en ataque con Diego Costa y Vitolo y al que los nervionenses no ganan en Madrid desde hace casi una década, en concreto septiembre de 2008, con Manolo Jiménez en el banquillo y un gol de Luis Fabiano.

Montella ya ha dilapidado buena parte del escaso crédito con el que venía avalado y la sensación generalizada es que, salvo reacción inmediata, difícilmente verá procesionar al Cachorro este Viernes Santo por las calles de Sevilla, aunque eso muy posiblemente ocurriera incluso siendo lider destacado de la Primera división.

El italiano sabía dónde se metía cuando aceptó el reto de mejorar las prestaciones de un plantel que jugando mal ganaba y en sus primeros compromisos ligueros ha hecho pleno de derrotas. Hoy desde el propio club, no hay más que oír a uno de los máximos accionistas, Rafael Carrión, y su entorno mediático, reconocen que la plantilla está supravalorada, que la mayoría de los fichajes de los dos últimos años, primero con Monchi y luego con Óscar Arias, han sido un fiasco (de Ganso a Muriel, pasando por el Mudo Vázquez, Correa, Montoya, Corchia, Carole, Navas, Nolito, Kjaer y varios más que han costado una millonada) y que el asunto tiene poca solución a corto plazo, salvo haciendo pleno de aciertos en los fichajes del mercado invernal. El del brasileño Arana fue anunciado hace 50 días y ni va convocado al Wanda, donde Diego Costa y Vitolo llevan semanas afilando los dientes de las órdenes de Simeone. La crisis es galopante, aunque de todo se sale. Y un triunfo hoy es de los que sanan, aunque tal y como está el patio la tarea, a priori, se antoja complicadísima.

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Savic, Godín, Lucas; Vitolo, Gabi, Saúl, Koke; Griezmann, Diego Costa.

Sevilla FC: Sergio Rico; Corchia, Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Pizarro; Sarabia, Banega, Correa; y Ben Yedder.

Árbitro: Jaime Latre (C. Aragonés).

Estadio: Wanda Metropolitano.

Horario: 19.00 hora local (18.00 gmt).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *