El presidente José Castro y el director deportivo, Óscar Aris, conversan con Eduardo Berizzo durante el entrenamiento del martes / Lince

El Sevilla FC necesita seis puntos ante Spartak y Liverpool para clasificarse, aunque un empate le dejaría dependiendo de sí mismo si ganase a los ingleses y al Maribor

Cita grande la que tiene el Sevilla FC esta noche en el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde tratará de desquitarse de la dura derrota que encajó hace un par de semanas en Moscú (5-1) ante un Spartak que le ha complicado sobremanera la clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones.


Los de Berizzo necesitan sumar siete puntos en los tres partidos que restan para lograr la clasificación matemática, o seis si consiguen los tres de hoy ante los rusos y los tres próximos, también en el Sánchez-Pizjuán, ante el Liverpool, lo que les permitiría llegar al último partido en Maribor ya clasificados.

Un empate hoy ante el Spartak dejaría al Sevilla FC aun dependiendo de sí mismo, pero le obligaría a ganar a Liverpool y Maribor para no estar a expensas de otros resultados, mientras que la derrota dejaría a los nervionenses virtualmente eliminados, teniendo en cuenta que el próximo partido de los rusos es ante el Maribor en Moscú.

Para la cita de esta noche Eduardo Berizzo, como ya hiciera ante el Leganés, desistirá del 4-3-3 que venía utilizando y recurrirá a un 4-2-3-1 con N’Zonzi y Pizarro en el doble pivote para tratar dar consistencia a su centro del campo y dificultar las salidas al contragolpe de los rusos, su mejor arma, con la que desarbolaron a los sevillistas en Moscú. Sarabia debe tener sitio asegurado en el once tras sus buenas actuaciones en los últimos partidos y las dudas radican en Sergio Rico o David Soria en la portería y Ben Yedder o Muriel en punta –Banega es fijo por delante de los pivotes-, con más opciones para los citados primero. No habría que descartar tampoco que Ben Yedder y Muriel jugaran juntos de inicio, en cuyo caso el sacrificado en el once sería Nolito.

Los rusos, que llevan 13 partidos seguidos sin conocer la derrota, acuden a Sevilla con la baja del lateral derecho Andrei Yéschenko, que ya no jugó el fin de semana, y la más que probable del talentoso interior derecho Aleksandr Samédov. La baja del lateral la ocupó Marko Petkovic en el último partido y en vez de Samédov jugó el jovencísimo Zelimkhan Bakáev, aunque Carrera también podría apostar por el croata Mario Pasalic, cedido por el Chelsea y que en verano sonó para el Betis.

El Sevilla FC lleva 23 partidos oficiales sin conocer la derrota en el Sánchez-Pizjuán, desde el 1-3 ante la Juventus del pasado 22 de noviembre, y el estadio sevillista será hoy una caldera repleta solo de aficionados nervionenses, pues la UEFA ha prohibido vender entradas a los rusos por los incidentes que causaron en su visita a Maribor. El club nervionense informó ayer haber expedientado a cinco abonados sevillistas por tratar de revender entradas promocionadas a los seguidores rusos, pues hay en Sevilla cerca de 500 sin entrada dispuestos a pagar un buen dinero por ellas. Los controles de acceso al campo serán exhaustivos, por lo que se recomienda llegar con suficiente tiempo de antelación al estadio.

– Alineaciones probables:

Sevilla FC: Sergio Rico; Corchia, Kjaer, Lenglet, Escudero; N’Zonzi, Pizarro; Sarabia, Banega, Nolito; y Ben Yedder.

Spartak Moscú: Sélijov; Pétkovic, Dzhikiya, Taski, Kombárov; Glushakov, Fernando, Bakáev o Pasalic, Popov; Promes y Luis Adriano.

Árbitro: Artur Dias (Portugal).

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.

Hora: 20.45.