El Sevilla FC le da al Atlético de su propia medicina y lo vapulea en la Copa (5-2)

Los de Montella suman su tercer triunfo seguido y se clasifican para semifinales tras ganar de nuevo a los colchoneros (3-1) en un choque vibrante en el que Simeone fue expulsado

El Sevilla FC se ha clasificado con brillantez para las semifinales de la Copa del Rey tras batir de nuevo al Atlético de Madrid (3-1) en un excelente partido disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde los de Simeone, que acabó expulsado, se mostraron impotentes ante una escuadra rocosa que les dio de probar su propia medicina, eliminándolos por un resultado global de 5-2 que no deja lugar a las dudas.

Vincenzo Montella ha obrado el ‘milagro’ en apenas una semana, transformando a un equipo malherido que parecía agonizante en una escuadra pujante y altiva. El fiasco del derbi, en el que un buen número de jugadores mantuvo la titularidad por la inercia de los galones, le sirvió para detectar bastantes de los males que arrastraba el equipo, que se repitieron en Vitoria ante el Alavés.

A la ida en el Wanda parecía como si fueran los sevillistas al matadero, tal era el estado de pesimismo general que rodeaba al equipo, y la inmensa mayoría de los aficionados no ocultaron su sorpresa cuando en el once inicial aparecía Nzonzi como único pivote, el Mudo, Muriel -todos pitados con fuerza la noche de Reyes-, Corchia o Mercado, al que incomprensiblemente han llovido palos pese a ser, desde su llegada, uno de los futbolistas más fiables del equipo.

El italiano metió el bisturí y acertó de pleno, colocando a Mercado de central -le vino bien la lesión de Kjaer-, dando galones como único pivote a Nzonzi -como el francés pedía, lo que motivó su bronca con Berizzo-, situando en las bandas a Sarabia y Correa en vez de los muy apagados Navas y Nolito, y en punta a Muriel, con menos gol pero mucha más capacidad de trabajo y potencia para salir a la contra que el goleador Ben Yedder.

La jugada le salió redonda: tuvo fortuna al meterse Moyá en propia meta el gol del empate en la ida, pero su arriesgada apuesta bien lo merecía. En Cornellá repitió el mismo once y este martes el único cambio -también valiente y osado- ha sido el de meter a Jesús Navas por el lesionado Corchia, un cambio de cariz muy ofensivo para un equipo al que, con defender el 0-0 inicial, o incluso perder por uno, le bastaba para estar en semifinales.

Pero el Sevila FC jugaba en casa y no se iba a encerrar. Fue valiente y al minuto obtuvo la recompensa del 1-0, tras un buen centro de Navas y un mejor derechazo de Escudero. Al Atlético el gol le daba casi igual, pues seguía necesitando dos. Y se fue a por ellos. Griezmann anotó el 1-1 sorprendiendo a Sergio Rico desde lejos, con un gran disparo, y la situación dio un giro radical, pues el 1-1 era mucho peor que el 0-0 y los de Simeone ya no estaban a dos goles, sino a uno, de forzar la prórroga.

Tras el 1-1 el Atlético apretó en firme y los locales lo pasaron mal durante un buen rato, en especial al desperdiciar el Mudo una inmejorable ocasión para el 2-1, tras otro buen centro de Navas, que de lateral seguramente ha hecho su mejor partido de la temporada.

La eliminatoria estaba en el aire con el inquietante 1-1, pero nada más reanudarse el juego tras el descanso, Correa pisó el área y fue arrollado por Saúl en las narices del árbitro, que no dudó un instante en señalar el punto de penalti. Lo transformó Banega (48′) pese a que Moyá le adivinó el disparo, y ahí empezó a quedar sentenciada la eliminatoria que dejó imposible para los colchoneros Sergio Rico con un paradón antológico ante un remate a bocajarro de Correa (52′).

Simeone se la jugó pronto con los cambios, pero en vez de mejorar, empeoró el equipo, sobre todo con la entrada de Fernando Torres y Thomas, que a la postre regaló el 3-1 con dos pérdidas de balón casi consecutivas que no desaprovechó Sarabia (79′) para anotar el 3-1 y un 5-2 en el global de los dos partidos.

Quien hubiera apostado por un resultado así hace una semana habría sido tildado de loco pero hoy estaría contando billetes uno  detrás de otro. Por el Sevilla FC no daba un duro ni el más fiel de sus incondicionales, tras un 1 de 15 en la Liga y la dolorosa manita del derbi. Hoy, gracias a las decisiones valientes de su entrenador, es otro equipo, espera rival en semifinales y, se seguir así, hasta es posible que pueda dar caza al tercero de la Liga (el Valencia, a ocho puntos) pues al cuarto, que es el Madrid, no lo cuenta Montella desde el primer día. Aunque nunca se sabe. De momento, el viernes estará en el bombo copero y está a dos pasos de otra final.

3 – Sevilla FC: Sergio Rico (2); Jesús Navas (2), Mercado (2) Lenglet (2) Escudero (2); Nzonzi (2), Éver Banega (2); Sarabia (3), Franco Vázquez (2) (Pizarro – sc-, m.84), Joaquín Correa (2) (Nolito – sc-, m.87); Muriel (1) (Ben Yedder – 1-, m.73).

1 – Atlético de Madrid: Moyá (1); Vrsaljko (1), Giménez (1) (Thomas – 0-, m.64), Godín) (1), Lucas (0); Ángel Correa (0) (Carrasco – 1-, m.60), Gabi (1) (Fernando Torres – 0-, m.56), Coke (1), Saúl (1); Gameiro (0) y Griezmann (1).

Goles: 1-0, M.1: Escudero. 1-1, M.13: Griezmann. 2-1, M.48: Banega, de penalti. 3-1, M.79: Sarabia.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (C. Valenciano). Expulsó al técnico del Atlético, Diego Simeone (m.81), por protestar al árbitro. Además, amonestó a los locales Banega (m.27), Franco Vázquez (m.54), Jesús Navas (m.63) y Mercado (m.90), y a los visitantes Giménez (m.18), Gabi (m.54) y Ángel Correa (m.57).

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 39.918 espectadores -entre ellos casi un centenar de seguidores atléticos-, que prácticamente llenaron los graderíos.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

1 Comment

  1. WZ RG dice:

    tiembla Mouriño!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *