El delantero canario, con el que ya negoció el Sevilla en verano, ha desaparecido de las convocatorias del Everton tras la destitución de Ronald Koeman

El delantero canario Sandro Ramírez (22 años), actualmente en las filas del Everton, donde últimamente está jugando muy poco, será una de las atracciones del próximo mercado invernal. El Sevilla FC, el Valencia CF y el mismo Málaga, club en el que militó la pasada campaña (anotando 16 goles), se han interesado por su situación y el futbolista sopesa su vuelta a LaLiga tras el ostracismo que está sufriendo en Liverpool, donde en las últimas semanas no está contando ni para entrar en las convocatorias.

Sandro, formado en la cantera del FC Barcelona, con el que fue internacional en todas las categorías inferiores de la selección, quedó libre en el verano de 2016 y se marchó al Málaga, donde eclosionó la pasada campaña. Al término de la misma el Everton abonó su cláusula de rescisión -de 6 millones de euros- y le firmó un jugoso contrato por 4 temporadas.


Sandro empezó jugando a las órdenes de Ronald Koeman, pero ya dejó de contar en los últimos partidos y tras la destitución de este a finales de octubre ha desaparecido incluso de las convocatorias del nuevo técnico, David Gerald Unsworth.

Sandro ha disputado un total de 500’ en todas las competiciones con el Everton (Premier, Europa Legaue y EFL Cup) repartidos en 11 partidos (7 de titular), en los que no ha logrado marcar ningún gol y dio una asistencia.

El Sevilla FC ya se interesó por Sandro el pasado verano y estuvo negociando su fichaje, aunque el canario finalmente se decantó por la oferta del Everton. Su nombre sigue en la agenda de Ósccar Arias por si decide reforzar la delantera, aunque la competencia volverá a ser dura este mes de enero. El Valencia de Marcelino también lo tiene entre los candidatos a reforzar el plantel pese al gran rendimiento que están dando Zaza y Rodrigo (16 goles entre ambos) en la delantera.