El Sevilla FC logró empatar 3-3 en el descuento, con un gol de Pizarro, un partido que perdía 0-3 al descanso ante el Liverpool y se clasificará para los octavos de final de la Champions con un empate en Maribor o con que no gane el Spartak de Moscú en Anfield

El Sevilla FC logró una increíble remontada ante el Liverpool, al que levantó un 0-3 con un gol de Pizarro en el descuento (3-3) que permitirá a los de Berizzo asegurar su clasificación para los octavos de final de la Champions con un empate en Maribor en la última jornada, aunque también logrará el pase, aun perdiendo, si el Spartak de Moscú no gana en su visita a Anfield. Los rusos vieron cómo el Maribor les empataba, también en el descuento, (1-1) en el partido que disputaron antes en Moscú.

El choque del Sánchez-Pizjuán tuvo dos partes diametralmente opuestas. En la primera se pasearon los reds, que al minuto ya ganaban 0-1 tras marcar Firmino a la salida de un córner muy mal defendido, y en el 22’ anotaban por medio de Mané en otra jugada calcada. Nolito y Ben Yedder habían fallado antes el 1-1 -al sanluqueño le hizo un paradón Karius, al que luego salvó el poste- y poco después, en el  29’, Firmino anotaba el 0-3 que parecía dejar el choque resuelto y al Liverpool clasificado. Sergio Rico, que fue pitado tras el tercer gol, evitó el 0-4 ante Salah en el 40’, en pleno recital de los británicos, una acción que a la postre resultaría decisiva.


Porque el Sevilla que salió en la segunda parte nada tuvo que ver con el de la primera. Berizzo -que comunicó a sus jugadores la enfermedad que sufre- prescindió del doble pivote defensivo que ya no le servía de nada, dejó en la caseta a Nzonzi, dio entrada a Franco Vázquez y su charla convenció por completo a sus jugadores, que le echaron lo que había que echarle al partido, metieron al Liverpool atrás hasta acoquinarlo y pronto lograron recompensa a su arrojo.

Pizarro corre a abrazarse a Eduardo Berizzo tras anotar el gol del empate en el descuento / LaLiga

Ben Yedder (51’) hizo el 1-3 al peinar una falta botada por Banega y el propio Ben Yedder (59’) reducía las distancias a lo mínimo gracias a un claro y absurdo penalti cometido sobre él por Alberto Moreno (2-3).

En apenas un cuarto de hora lo que era un cementerio se convirtió en un manicomio, la afición empezó a empujar como nunca y Jurgen Klopp no debía dar crédito a lo que estaba viendo, pues su equipo, tras el recital de la primera parte, había desaparecido del mapa y estaba a merced del Sevilla, con un Ben Yedder inspiradísimo, un Banega que se vino arriba pese a retrasar su posición y un Pizarro que volvió a rendir mucho mejor solo que acompañado por Nzonzi. Con Franco Vázquez mejoró de forma notable el medio campo sevillista.

Solo en el tramo final de la segunda parte fue capaz el Liverpool de volver a sacar la cabeza y estirarse con peligro. Salah (70’), Mané un par de veces (77’ y 81’) y Milner (87’) gozaron de muy buenas ocasiones para haber hecho el 2-4. Pero las desaprovecharon, tal y como habían hecho Nolito y Ben Yedder tras el 0-1. Y la ley no escrita del fútbol es inexorable. Quien perdona, lo paga. El Sevilla llegó vivo al descuento y allí, en un córner, cayó el balón a pies de Pizarro y lo mandó a la red mientras todo el estadio estallaba de júbilo y los jugadores se fundían en un emotivo abrazo con Berizzo, del que luego se supieron los motivos. La magia del Sánchez-Pizjuán pudo levantar un 0-3 que, al descanso, parecía imposible.

3 – Sevilla FC: Sergio Rico (1); Mercado (1), Geis (1), Lenglet (2), Escudero (2); Nzonzi (0) (Franco Vázquez -2-, m.46), Pizarro (2); Sarabia (2), Éver Banega (2), Nolito (1) (Muriel -1-, m.72); y Ben Yedder (3) (Correa, m.80).

3 – Liverpool: Karius (1); Gémez (1), Lovren (1), Klavan (1), Alberto Moreno (0) (Milner -1-, m.63); Wijnaldum (1), Henderson (2), Coutinho (2) (Emre Can -1-, m.63); Salah(2) (Chamberlain -sc-, m.86), Mané (2) y Firmino (2).

Goles: 0-1, M.02: Firmino. 0-2, M.22: Mané. 0-3, M.30: Firmino. 1-3, M.51: Ben Yedder. 2-3, M.60: Ben Yedder, de penalti. 3-3, M.93: Pizarro.

Árbitro: Felix Brych (Alemania). Amonestó a los visitantes Alberto Moreno (m.37), Henderson (m.68) y Emre Can (m.83) y a los locales Éver Banega (m.44) y Mercado (m.53).

Incidencias: Partido de la quinta jornada en el grupo E de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, con presencia de 39.495 espectadores, de ellos unos 2.500 seguidores del Liverpool.