El técnico sevillista deberá someterse a tratamiento tras serle detectada la enfermedad con antelación suficiente

Los sentidos abrazos de los jugadores del Sevilla F.C. a su entrenador Manuel Eduardo “Toto” Berizzo al término del encuentro disputado contra el Liverpool en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán desvelaban algo más que un sufrido y épico empate ante  uno de los grandes clubes de Europa. Los jugadores han tirado de casta, de coraje y de orgullo tras una charla en los vestuarios, cuando el equipo, desinflado, perdía por cero goles a tres en el descanso. En esa charla, como una losa en el ambiente, la noticia que el técnico argentino ha trasladado a sus jugadores y a toda la estructura del Club. Berizzo padece un cáncer de próstata.

El técnico del Sevilla, nacido el 13 de noviembre de 1,969 en la ciudad argentina de Cruz Alta, deberá someterse a tratamiento para combatir la enfermedad, de la que hasta el momento se desconoce el alcance pero que muy probablemente, y así lo desea toda la estructura del Club, se haya detectado con antelación suficiente como para que se pueda confiar en una pronta recuperación del técnico argentino, que cumple su primera temporada con el Sevilla que lo presentó como entrenador el pasado 7 de junio y con el que se comprometió por dos temporadas.

Con total seguridad, Berizzo tendrá que someterse al tratamiento que para combatir la enfermedad decidan los oncólogos que estén tratando al técnico de 48 años. En función del grado en el que se haya detectado el cáncer, lo más probable es que sea sometido a cirugía y a un posterior tratamiento de radioterapia o quimioterapia, lo que lo alejará de sus responsabilidades por un tiempo aún no determinado. La noticia, que esta noche adelanta Sevillainfo, será anunciada con toda seguridad este miércoles a través de una comparecencia en la que se ofrecerán más detalles sobre el alcance de la enfermedad de Berizzo y los planes del club para sustituirlo mientras se recupera de la misma.