Empate con sabor a derrota de un Sevilla FC que debió golear a un Barça errático al que salvó Messi (2-2)

Luis Suárez (88′) y Messi (89′) logran igualar un partido que el Mudo Vázquez (36′) y Muriel (49′) pusieron de cara para los sevillistas, que perdonaron infinidad de ocasiones a la contra y lo acabaron pagando de manera cruel

El Sevilla FC dejó escapar una ocasión histórica para endosar al FC Barcelona una goleada de época, pues con 2-0 y el Barça volcado y totalmente desguarnecido desperdició media docena de contras en superioridad para haber sentenciado un partido que al final acabó empatando Messi, al que Valverde dejó en el banquillo durante casi una hora. El empate lo hubieran firmado la inmensa mayoría de los sevillistas antes del partido, pero la forma en que se produjo deja un amargo sabor a derrota y al equipo físicamente fundido de cara al choque del martes ante el Bayern, que hoy arrolló al Dortmund (6-0) y será otro hueso de cuidado.

Increíble la forma en la que se le fue al Sevilla FC un partido que tenía en el bote y que debió finiquitar en alguna de las numerosísimas contras en superioridad de que dispuso en la segunda parte, cuando con el 2-0 a favor y el Barça totalmente desguarnecido se plantó en más de medica docena de ocasiones ante la portería de Ter Stegen, al que ni Luis Muriel -varias veces-, ni Franco Vázquez -sin portero-, ni Jesús Navas -en un clarísimo mano a mano- fueron capaces de batir, como tampoco hizo Layún, desperdiciando al menos el mexicano un par de contras clarísimas con remates desviados teniendo a compañeros a su lado que solo la tenían que empujar.

Tal cúmulo de errores en ataque echó por tierra el modélico planteamiento de Vincenzo Montella, que aprovechó la ausencia de Messi y de Busquets para ordenar una presión altísima que a los azulgrana les fue difícil de superar, aunque de entrada fueron ellos los que avisaron con tres llegadas peligrosas en los diez primeros minutos de partido.

Sin Messi, al que Valverde dejó de inicio en el banquillo, el Barça es menos Barça, eso es de perogrullo. Y si a la baja de Messi se une la de Busquets y una serie de errores impropios de los centrales blaugrana –Umtiti y Piqué-, tanto en defensa como en ataque, encontrarán algunos de los motivos por los que el Sevilla FC, que hizo un extraordinario partido, salvo en los metros finales, ganaba 2-0 al comienzo de la segunda parte, que ya podía registrar un marcador más abultado si Muriel o Correa llegan a convertir alguna de las ocasiones que tuvieron en la primera parte, en la que el único que marcó, en semifallo, fue el Mudo Vázquez, completamente solo en el área chica en un claro error de marcaje de Umtiti.

El Barça, con once puntos de ventaja sobre el Atlético, salió a verlas venir y estuvo muy por debajo del nivel que acostumbra, mérito del Sevilla FC también, sin ningún género de dudas. Valverde dejó en el banquillo a Messi y en su ausencia ni Coutinho, ni Luis Suátrez ni Dembelé cogieron el testigo. El Sevilla FC hizo un planteamiento valiente y logró el justo premio a su tesón y su buen hacer sobre el campo con el 2-0 que reflejaba el marcador al comienzo del segundo tiempo. Nzonzi y Banega fueron los de sus mejores tardes, Navas era un puñal por su banda y tanto Kjaer como Lenglet estaban de lujo en la retaguardia, donde las indecisiones de Sergio Rico pudieron costar algún disgusto.

El Sevilla FC, tras el 2-0 de Muriel -su remate lo desvió en última instancia Umtiti y despistó a Ter Stegen– tuvo al Barça completamente groggy y contra las cuerdas, pero fue incapaz de darle el golpe definitivo y lo acabó pagando con un empate que la mayoría hubiera firmado antes del partido pero a la postre tiene claro sabor a derrota por la forma en que se ha producido. En apenas 53 segundos, Luis Suárez (88′) y Leo Messi (89′) lograron las tablas, mantuvieron el invicto del Barça y dejan al Sevilla muy herido, pues acabó cediendo un empate en un partido en el que debió golear.

2 – Sevilla FC: Sergio Rico (0); Mercado (1) (Layún -1-, m.46), Kjaer (2), Lenglet (2), Escudero (1); Nzonzi (3), Éver Banega (3); Jesús Navas (2) (Nolito -0-, m.82), Franco Vázquez (2), Correa (1) (Pizarro -1-, m.72); y Muriel (0).

2 – FC Barcelona: Ter Stegen (2); Sergi Roberto (2), Piqué (0), Umtiti (0), Alba (1); Rakitic (1), Paulinho (0) (Denis Suárez -3-, m.76), Iniesta (1) (Paco Alcácer -1-, m.82), Coutinho (1), Dembélé (0) (Messi -2-, m.57) y Luis Suárez (1).

Goles: 1-0, M.36: Franco Vázquez. 2-0, M.49: Muriel. 2-1, M.88: Luis Suárez. 2-2, M.88: Messi.

Árbitro: José Luis González González (Comité Castellanoleonés). Amonestó a los locales Mercado (m.34) y Sergio Rico (m.44).

Incidencias: Partido de la trigésima jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante ceca de 38.000 espectadores




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *