El Sevilla FC se despide orgulloso de la Liga de Campeones

Logró un meritorio pero insuficiente empate sin goles en Munich ante el Bayern, en unos sorprendentes cuartos de final de la Champions en los que Roma y Liverpool eliminaron a Barcelona y City y la Juve a punto estuvo de hacerlo con el Real Madrid

El Sevilla FC se despidió orgulloso de la Champions al lograr un meritorio pero insuficiente empate en Munich (0-0) ante el megacampeón alemán, un Bayern que no ha hecho un solo gol en esta eliminatoria -los tres los marcaron los sevillistas, dos en su portería en la ida (1-2)- y pasa a ser uno de los grandes favoritos para el triunfo final, después de las sorprendentes eliminaciones ayer de FC Barcelona y Manchester City, a las que no siguió hoy la del Real Madrid de auténtico milagro, pues la Juve levantó el 0-3 que traía de la ida y solo un discutidísimo penalti sobre Lucas Vázquez en el descuento dio el pase a los merengues.

El Sevilla FC aguantó como pudo la salida en tromba del Bayern, que generó tres buenas aproximaciones en los seis primeros minutos (James, Robben y Lewandowsky) y cargó pronto a Mercado (2′) y Nzonzi (10′) con tarjetas, pero una vez superada esta fase inicial pasó a controlar el juego, con un Banega y un Nzonzi muy activos -en estos partidos sí lucen a buen nivel-, aunque acusando una vez más su falta de gol. Sarabia, como en la ida, gozó de las mejores ocasiones: la primera la envió alto, la segunda rebotó en el brazo girado de Boateng -el árbitro pudo pitar penalti- y una tercera, ya en el tiempo extra de la primera parte, la abortó Rafinha con un cruce providencial. Correa también gozó de una buena ocasión para el 0-1, como Ribery un par de ellas para el 1-0, en una se lució David Soria con un paradón y en la otra se le cruzó Navas justo a tiempo para evitar que rematara a placer.

El Sevilla FC compitió y plantó cara. Le faltó ese plus de malicia en ataque que no posee y un punto de fortuna que sí tuvo en las eliminatorias ante el Atlético o el United, pues al filo de la hora de juego Correa -que acabaría expulsado en el descuento- mandó un cabezazo al larguero que pudo haber puesto al rojo vivo la eliminatoria, como lo han estado todas las de estos sorprendentes cuartos de final de la Liga de Campeones.

En este torneo, como en la Copa del Rey, el Sevilla FC se ha paseado con orgullo y codeado con varios grandes de Europa. No está haciendo lo mismo en la Liga, donde los mismos jugadores parecen otros, como el propio Vincenzo Montella, que luce unos ternos elegantísimos en la Champions y en el torneo doméstico no sale del chándal de andar por casa.

0 – Bayern de Múnich: Ulreich (1); Kimmich (1), Boateng (1), Hummels (2), Rafinha (1) (Sule -sc-, m.86); Javi Martínez )(1), James Rodríguez (1); Robben (2) Müller (1), Ribery (2); Lewandowski (1) (Wagner -1-, m.77).

0 – Sevilla FC: David Soria (2); Jesús Navas (2), Mercado (1), Lenglet (2), Escudero (1); Nzonzi (2), Éver Banega (2); Sarabia (1), Franco Vázquez (1) (Nolito -sc-, m.80), Correa (1); Ben Yedder (1) (Muriel -1-, m.65).

Árbitro: William Collum (Escocia). Expulsó con roja directa al sevillista Correa (m.92), por una dura entrada sobre Javi Martínez. Además, amonestó al local Wagner (m.93) y a los visitantes Mercado (m.2), Nzonzi (m.10) y Banega (m.81).

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Allianz Arena de Múnich, que registró un lleno absoluto con 75.000 espectadores, entre ellos unos 3.000 aficionados sevillistas. Césped en perfecto estado


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *