El técnico soriano se desvinculará del Girona, con el que tiene un año más de contrato y una cláusula de rescisión de un millón de euros

Pablo Machín firmará por dos temporadas como entrenador del Sevilla FC, una vez que el conjunto sevillista ha llegado a un completo acuerdo con Álvaro Torres, agente del entrenador, que tiene un año más de contrato con el Girona CF y una cláusula de rescisión de un millón de euros. Según asegura Catalunya Radio, solo falta el acuerdo entre los clubes para ver cómo se hace efectivo el pago de esa cláusula.

Pablo Machín llegó hace cuatro años al Girona CF, al que cogió colista en Segunda y en concurso de acreedores tras la jornada 30 de la 2013/14 (a ocho puntos de la permanencia) y logró salvarlo esa temporada del descenso a Segunda B. A la siguiente, perdió el ascenso directo a Primera en el último segundo, al encajar un gol del Lugo de Quique Setién en el último minuto al tiempo que el Sporting ganaba al Real Betis en el Villamarín. Luego perdió la promoción con el Zaragoza tras ganar 0-3 en la ida y perder 1-4 en la vuelta. En la 2015/16 volvió a quedarse a las puertas del ascenso: ganó la primera eliminatoria de promoción frente al Córdoba y perdió la segunda con Osasuna. La pasada campaña subió de forma directa tras quedar segundo, y en la 2017/18 ha dejado al Girona finalmente décimo, luchando por entrar en la Liga Europa casi hasta las últimas jornadas.

Antes de entrenar al Girona, Pablo Machín dirigió un par de temporadas al Numancia, también en Segunda división.


Fue campesino antes que entrenador

En esta entrevista publicada hace unos meses en El Periódico de Catalunya podrán conocer algunos rasgos de su personalidad y sus humildes orígenes como futbolista y entrenador. “Llegué a Girona con una mano delante y otra detrás”, comenta Machín, que fue campesino antes que futbolista y entrenador, y en su pueblo natal, Gómara, nunca ha habido equipo ni campo de fútbol.