Los nervionenses desarbolan por completo al conjunto merengue (3-0) en una primera mitad de ensueño y ponen la Liga en un pañuelo tras una soberbia exhibición que acabó con el tricampeón de Europa bailado entre oles

El Sevilla FC le dio un soberano repaso al Real Madrid en la que posiblemente haya sido la mejor primera parte del Siglo XXI en el Ramón Sánchez-Pizjuán, junto a la que brindó en noviembre de 2003, hace casi quince años, también ante la escuadra merengue, entonces con una escuadra más modesta que tenía a Reyes, Antoñito y Darío Silva como estiletes y a un Dani Alves que empezaba a consolidarse como futbolista de elite junto a Pablo Alfaro, Javi Navarro, Pep Martí o David Castedo.


Hoy, este mismo Sevilla que naufragó hace apenas diez días ante el Getafe, frente al que no dio una a derechas -desde el entrenador al último de los suplentes- brindó toda una exhibición de fútbol ante el campeón de las tres últimas Champions, al que desarboló por completo desde el pitido inicial y sometió a base de intensidad, velocidad, calidad y goles en una primera parte modélica, que acabó 3-0 pero pudo hacerlo fácilmente con media docena en la talega merengue. Tras el descanso los de Machín -que tiene la plantilla muy justa de efectivos- bajaron un par de peldaños en intensidad y contemporizaron pensando en el choque del domingo en Eibar, aunque al final acabaron bailando a un Madrid al que no salió nada entre los oles de la grada.

El Sevilla acogotó al Madrid desde el pitido inicial, con un extraordinario manejo de Banega y el Mudo desde la zona ancha, la velocidad de Navas causando estragos por su banda y Ben Yedder y Sarabia viendo a la perfección los huecos por los que dinamitar a la pasiva zaga merengue, a la que apuntilló pronto un enrachado André Silva, que ya triplica en seis partidos el número de goles (6) que anotó la pasada campaña en veinticuatro con el Milan (2). Machín apostó muy fuerte dejando fuera a  Roque Mesa y apostando por la dupla Banega-Mudo para la creación, con el apoyo de Sarabia. Y la jugada le salió perfecta.


Antes del 1-0, obra de André Silva en el 17′ tras una gran cabalgada de Navas, los de Machín ya habían pisado cinco veces con peligro el área de Courtois, mientras que los merengues no se asomaron a la de Vaclik hasta después del 2-0, un córner a favor de los merengues que Ben Yedder y Navas transformaron en una contra diábolica resuelta de nuevo por André Silva, que ya es el pichichi en solitario de LaLiga, con seis tantos. Hizo falta el revolcón ante el Getafe para que Machín se percatara de que hoy por hoy no hay color entre jugar con Ben Yedder o hacerlo de inicio con Nolito.

En el Madrid solo Bale -que mandó un remate al poste en el 23′- daba la talla, mientras que Ben Yedder y el Mudo seguían haciendo diabluras y producto de una de ellas llegó el 3-0 del franco-tunecino que sonrojaba a los merengues.

La segunda parte solo sirvió para constatar que no era la noche del Madrid: el VAR anuló un gol a Modric (53′) por fuera de juego que pudo meter a los merengues en el partido y luego Vaclik, que había vivido unas horas previas angustiosas por motivos personales y dio todo un ejemplo de profesionalidad al jugar este partido, le hizo un paradón a Bale (60′), abortando cualquier posibilidad de remontada de un Madrid que no conocía la derrota y cayó con todo el equipo y entre los oles del público, que vio cómo su equipo acabó toreando a todo un tricampeón de Europa, ya sin The Best, pues Modric dejó su puesto a Dani Ceballos en el tramo final, ya con el choque resuelto.

3 – Sevilla FC: Vaclik (2); Jesús Navas (3), Carriço (2), Kjaer (2), Sergi Gómez (2), Arana (1) (Nolito -sc-, m.85); Éver Banega (3), Franco Vázquez (3); Sarabia (3), André Silva (3), Ben Yedder (3) (Promes -1-, m.69).

0 – Real Madrid: Courtois (1); Nacho (1) (Lucas Vázquez -0-, m.59), Varane (0), Sergio Ramos (0), Marcelo (0); Kroos (0), Casemiro (0), Modric (0) (Dani Ceballos -0-, m.70); Bale (1), Benzema (0) (Mariano -0-, m.59) y Asensio (0).

Goles: 1-0, M.17: André Silva. 2-0, M.21: André Silva. 3-0, M.39: Ben Yedder.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amonestó a los locales Franco Vázquez (m.34), Banega (m.74) y Sarabia (m.79), y a los madridistas Bale (m.27), Kroos (m.64), Modric (m.64) y Mariano (m.87).

Incidencias: Partido de la sexta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 40.900 espectadores. Césped en perfecto estado.