“Según testimonios fehacientes, el presidente ha empleado su tiempo, reputación, influencia y hasta el despacho institucional para la compra de acciones generando una enorme inestabilidad en el club”, acusa la nota

Accionistas Unidos ha emitido hoy un comunicado en el que explica el sentido de su voto en los diferentes puntos del día de la que denominan “junta de la vergüenza” del Sevilla FC celebrada el pasado martes.


El comunicado íntegro es el siguiente:

“El pasado lunes se celebró la Junta General de Accionistas del Sevilla Fútbol Club SAD correspondiente a la gestión social y deportiva de 2017-2018 (en la que estuvo representado el 78,47% del capital social un 7% más que 2017 y 13,5% más que en 2016) que podemos sintetizar como la Junta de la vergüenza en la que un Consejo de Administración, diseñado para vender su parte del Sevilla FC, intentó engañar al sevillismo mediante opacidades y medias verdades


Castro y el silencio de Del Nido, Carrión, Alés, Guijarro y Miñán enturbiaron la Junta al no contestar, durante cinco meses, si firmaban el PACTO POR EL SEVILLA que recogía la modificación del artículo 18 de Estatutos Sociales del club con el objetivo de blindar el estadio “Ramón Sánchez-Pizjuán” y la Ciudad Deportiva “José Ramón Cisneros Palacios” de los especuladores. Las medias verdades, los silencios, las opacidades de tramas empresariales y fue determinante en la respuesta de los engañados e indignados accionistas. Tamaño dolor al sentimiento sevillista afloró con fuerza contra el presidente y su Consejo de Administración.

Votar NO al blindaje de nuestro patrimonio (33,32%) tanto como abstenerse (57,60%) es lo mismo. Este 90,62% (que suma de las acciones de Del Nido, Carrión, Castro, Alés, Guijarro y Miñán) es una traición a varias generaciones de sevillistas que durante 102 años erigieron una entidad y, con esfuerzos particulares, construyeron el santuario sevillista, el Ramón Sánchez-Pizjuán, y la Ciudad Deportiva.

Sobre la aprobación de las Cuentas Anuales (punto 2º) votamos en blanco. Reconocimos lo positivo de los números de la entidad pero entendemos que ese resultado sigue estando apoyado en un modelo de riesgo que ya explicamos en la anterior Junta, que los beneficios no llegan a los precios de los abonados ni a los salarios de la plantilla no deportiva del club. Además, en las cuentas entran 500.00 euros para la retribución del Consejo de la que estamos en contra.

NO a la gestión social y NO a retribuir al Consejo de Administración (puntos 3ª y 5º). Los hechos acontecidos a lo largo de la temporada 2017-18 nos han demostrado que el presidente del SFC, José Castro Carmona, ha faltado constantemente al código de buen gobierno (artículo 5) en la gestión del club. Según testimonios fehacientes, el presidente ha empleado su tiempo, reputación, influencia y hasta el despacho institucional para la compra de acciones generando una enorme inestabilidad en el club. Esta misma razón determina que el Consejo no se merece ser retribuido.

Sobre la propuesta de reparto de dividendos, votamos en blanco (punto 4º) por no estar vinculados a la consecución de objetivos deportivos, tal como ya advertimos el año anterior, y porque decidimos no apoyar ninguna iniciativa de ningún accionista mayoritario que han destinado los dividendos repartidos el año anterior a la compra masiva de acciones.

Sobre la fijación del número de consejeros/as (punto 8º). La propuesta de 12 consejeros realizada por el club, con el pacto entre Del Nido-Miñán y el resto de mayoritarios encabezados por Castro, votamos negativamente. Este nefasto Consejo queda representado por seis empresas, vuelve a carecer de transparencia, y seis personas. Votamos en contra de todos. Accionistas Unidos decidió, en su Asamblea del 30 de noviembre, que el sevillismo debe estar representado por 20 personas en el Consejo de Administración que es el máximo número que establece el artículo 20 de los Estatutos Sociales del SFC para que sea un fiel reflejo de la masa social sevillista.

NUNCA NOS RENDIMOS: EL SEVILLA NO SE VENDE. Aún queda todo el sevillismo y esos más 8.000 accionistas que no venden. El camino sigue, no se acaba hoy. Accionistas Unidos seguirá agrupando acciones para que mañana seamos un 10% y pasado un 15%. Juntos somos más fuertes. Nuestro viaje –con ya más de 800 accionistas agrupados– no es para bajarnos hoy ni el año que viene. Es un viaje infinito, siempre junto al Sevilla FC de nuestros padres y abuelos”.