“La inspiración va y viene, no tiene sentido preocuparse”, dice el técnico bético, que considera que “llegará el día en el que no juegas como quieres pero metes una en el último minuto con el culo. No estaría mal que ese día fuese mañana”

 

El entrenador del Real Betis, Quique Setién, manifestó este sábado que el del domingo en el estadio Benito Villamarín ante el Athletic Club “va a ser un partido complicado para los dos equipos”, pues lo vaticina “igualado, con alternativas y diferente” a otros ya jugados, pues los vascos “van a apretar”.

Setién, en la sala de prensa del estadio bético tras el entrenamiento que dirigió este sábado, valoró que el conjunto adiestrado por el argentino Eduardo Berizzo “no se deja dominar, ya lo demostró ante el Real Madrid. No espera, aprieta arriba” gracias a “unos registros físicos espectaculares”, dijo.


El técnico del Betis insistió en que “será un partido difícil” en el que echará de menos al centrocampista portugués William Carvalho, quien “todavía no está para jugar” tras una lesión muscular que se produjo con la selección lusa.

El preparador santanderino, que también anunció que seguirá de baja por lesión el central marroquí Zou Feddal, aseguró que “estar en tres competiciones requiere una buena dosificación”, ya que “puede afectar el jugar el domingo tras el jueves, llegar el viernes y no entrenar nada” aunque, por ahora, “los jugadores responden bien”.

El técnico bético no está preocupado por haber marcado una vez en cinco partidos oficiales, porque “la suerte en la definición es algo que no puedes controlar” y él trabaja “para generar ocasiones”, faceta en la que, según opinó, el suyo “es uno de los mejores equipos en las cuatro jornadas de Liga”.

Setién estimó que “la inspiración va y viene, no tiene sentido preocuparse” porque “en todos los partidos” el Betis ha “merecido ganar y tenido más ocasiones que los rivales”, por lo que llegará “el día en el que no juegas como quieres pero metes una en el último minuto con el culo. No estaría mal que ese día fuese mañana”, subrayó.

Sin embargo, Setién insistió en lo “positivo” de “tener más posesión que el rival”, sobre todo porque la que ejerce el Betis “no ha sido estéril”, sino que “ha servido para generar peligro” en sitios donde no es fácil, como Valencia o Atenas -ante el Olympiacos-. Hay que darle valor a unas cifras que avalan” su modelo.

“Hay gente que entiende lo que hacemos y les gusta, pero otros piensan que la posesión no tiene valor si el rival te hace una contra y marca. A nosotros nos da rédito y lo demostramos desde hace un año. Me molesta tener que estar justificando que la posesión si no marcas no vale. El día que las metamos, nos salimos. Eso va a pasar”, aseguró.