El técnico bético reconoce que el equipo rinde por debajo de lo esperado fuera de casa y cree que es debido a que “en algunos casos hay falta de concentración importante”

Quique Setién ha atendido este mediodía a los medios de comunicación en la sala de prensa del Estadio Benito Villamarín. El técnico verdiblanco ha analizado el partido de este lunes frente a la SD Eibar, así como ha repasado otros temas de la actualidad bética.

Vuelta a la competición tras el parón: “Se hace eterno no competir. El viernes, ayer y hoy te sientas frente a la televisión a ver cómo juegan los demás y parece que tú estás ahí que casi pierdes la noción del tiempo. El esquema mental que tiene uno es el de competir semanalmente, cumplir unos ciclos, unos hábitos que se trastocan de manera permanente. Hemos tratado por todos los medios meter en la cabeza de los jugadores que tenemos un partido importantísimo. Hay que darle un carácter serio, competitivo, porque creemos que tenemos la posibilidad de ganar y hacer un buen partido allí. Segundo, porque es la exigencia que tenemos en cada partido, tratar de minimizar los efectos de tantos días sin competir. Hemos tratado de poner la máxima tensión e intensidad en los entrenamientos, sobre todo los tres o cuatro últimos días para afrontar el partido como se merece con la ilusión y expectativas que tenemos”.

Parones internacionales: “No es fácil conciliar todo. Hay muchos intereses en todo y no es fácil encontrar fechas y momentos, o cambiar algunas cosas de las que se hacen. Supongo que la gente que lo hace ya ha pensado en ello. Tiene que pensar, sobre todo, en los propios futbolistas, en la competición y lo que supone tantos partidos. Esto es un debate que ya es muy largo, desde hace mucho tiempo. Supongo que estarán tratando de ponerle remedio, pero no es fácil. Solución sería la de jugar menos partidos, pero hay tantos intereses que no es fácil”.


El rival, la SD Eibar: “En ningún momento he pensado que la situación que pueda estar atravesando el Eibar nos pueda favorecer en algún aspecto. Al contrario. Es un equipo que va a salir, que sabe lo que se está jugando. Que independientemente de la clasificación que ocupe o de la racha, es un equipo que siempre es competitivo, que siempre te exige muchísimo. Que jugar en su campo condiciona mucho y yo espero al mejor Eibar de los últimos años. Un equipo fuerte, intenso, que te compromete mucho. Un equipo que hace muchas cosas bien y que, puntualmente ahora puede estar un poco peor, que los números no salen, pero lo que yo veo en las imágenes y en los partidos no refleja el lugar en el que está en la clasificación”.

Parte de lesionados: “Voy a aprovechar para comentar acerca del tema este, como se especula con el tema de las lesiones. Respecto a la información, hemos cambiado algunas cosas. Toda la información que suscite el tema de las lesiones la recibiréis a través de mí en rueda de prensa. Esa será la opinión clara y real. Desde luego, no vamos a engañar a nadie ni a especular con estas cosas, pero tampoco vamos a estar todos los días hablando de problemas que son menores, que no tienen ninguna importancia y que se dimensionan de una manera que creo que es innecesaria. En el caso de Feddal, es verdad que está teniendo un problema un poco más serio de lo que esperábamos al principio. Es un problema en el tendón de Aquiles que ya ha sufrido en otras etapas de su carrera deportiva. Es un problema que cuando se agudiza hay que parar un tiempo, a veces un poco más o menos. Esperábamos por la evolución que llevaba que estuviera mucho mejor, no le íbamos a dar más importancia, pero al colocarse la bota otra vez vuelve a sentir molestias. No le queremos poner en riesgo, lleva un tratamiento y esperamos tenerle lo antes posible. Eso en el caso concreto de Feddal, que es el que más atención nos merece en estos momentos. En el caso de Campbell, también tiene ahí un problema que se ha considerado que era importante resolverlo de manera definitiva y está en una evolución más lenta. Veremos cómo evoluciona en estos días posteriores, pero tampoco es una cosa alarmante. El caso de Francis también está ahí, va bien la evolución. Se le encontró un problema que se ha resuelto y enseguida empezará a trabajar con el grupo sin mayores problemas”.

Joaquín dijo que ojalá le hubiera conocido antes: “Y yo también a él. Agradezco mucho sus p0alabras, evidentemente, como todas las palabras de elogia que puedan salir de cualquiera. Se agradecen cuando son sentidas. Ayer mismo se lo dije. La primera explicación que le doy a mis jugadores cuando llego a un sitio es que yo quiero ser uno más de ellos y que cada uno tiene que interpretar el lugar que le corresponde. Mientras cada uno sepa lo que tiene que hacer en cada momento, que es trabajar y comprometerse con el escudo que defiende, con el club que le paga, mientras haga el trabajo que tiene que hacer, yo estaré a muerte no solo con Joaquín, sino con cualquier jugador. El acierto o el error lo valoraré en su justa medida, pero el compromiso es vital para mí. La relación tiene que ser cercana, honrado, tanto con él como con cualquiera. Hay que decir las cosas como las sientes y como las ves. A partir de ahí puede haber una relación extraordinaria con cualquier jugador. No solo con Joaquín porque es un referente, porque ya lo conocéis. Es un chaval muy abierto, muy simpático, va un poco también con mi forma de ser. Hay cercanía, a mi también me gusta gastar bromas y estar ahí. Eso es perfectamente compatible con la exigencia, el compromiso y la honradez profesional”.

Derbi: “Empezaré a entenderlo cuando llegue el momento. Ahora todo el mundo te habla de esos compromisos y supongo que tendremos tiempo para hablar de ellos cuando lleguen”.

El equipo no rinde igual a domicilio: “Es verdad. Hoy hemos tenido cerca de 40 minutos de vídeo en los que hemos analizado muchas acciones en las que nos equivocamos y tenemos que mejorar considerablemente. No deja otra cosa que entrever que en algunos casos hay falta de concentración importante, en otros hay errores. En general, el equipo tiene que mantener más la atención en los aspectos defensivos. Esto no es una cuestión de actitud, que mucha gente pueda pensarlo. Es una cuestión de atención. Algunas veces es cuestión de que el rival te supera porque es mejor que tú o porque hace acciones de mucho mérito que no puedes defender. Pero, a nivel general, el equipo tiene que tener más consistencia y esto es algo que llevamos trabajando desde principios de temporada. Además, muchas veces se tiende a confundir que, porque a nosotros nos gusta tener el balón, nos desentendemos de otros aspectos que son tan importantes como tener el balón. Esto lo trabajas, pero está visto que hay que insistir y ser más exigente en este sentido para conseguirlo”.

¿Está LaLiga decidida?: “Tanto como resuelta, con la cantidad de puntos que quedan, creo que no. Es verdad que las diferencias que marca la clasificación, ahora mismo son considerables, impensables. Esto seguramente que habrá algún momento en la temporada que el Barcelona puede que se conforme, lo vea muy fácil y se relaje. Seguro que acabará pasando. Se acercarán y esta diferencia que hay ahora no será tan alta a final de temporada. No descartó incluso que se pueda modificar la posición en la tabla. No tengo tanta memoria, pero recuerdo ligas en las que había ocho o nueve puntos de diferencia a falta de menos jornadas y se superaron”.