Setién: “Vamos a ver si esta racha no acaba conmigo”

El técnico bético se señala a sí mismo como “culpable” de la debacle ante el Cádiz pero no cree que se pueda hablar de “ridículo”. “Si me tengo que marchar para casa y terminar, pues terminaremos”

Quique Setién atendía a los medios de comunicación en la sala de prensa del Benito Villamarín tras el partido contra el Cádiz CF. El entrenador del Real Betis respondía a las siguientes cuestiones:

Setién no fue capaz de dar una explicación lógica a los sucedido. “Evidentemente, lo de hoy no tiene lógica. Tal y como planteamos el partido, es obvio que no tenía que haber pasado esto. Se supone que éramos un equipo superior y que deberíamos haber hecho las cosas mucho mejor, pero no ha sido así. La realidad es que a veces el fútbol te hace estos regates inesperados e inexplicables. Veníamos con un buen resultado para tener un partido relativamente cómodo. Habíamos hablado de controlar el juego y evitar los contragolpes, aunque no pudiéramos llegar porque el Cádiz es un equipo que se defiende bien y sale al contraataque. Queríamos controlar el balón, pero en la primera acción del partido nos han pegado un pelotazo a la espalda, nos han hecho daño y la jugada ha acabado en gol. Esto nos ha descolocado y, aunque luego nos hemos repuesto, hemos recibido otro gol parecido en las mismas circunstancias. Hemos estado a remolque y han llegado los nervios, la angustia y las ganas de hacer las cosas con demasiada rapidez. Hemos estado acelerados y hemos cometido muchas imprecisiones, le hemos dado nosotros a un rival que deberíamos haber controlado mejor”.

La derrota, los cinco goles encajados ante un Segunda y la eliminación merman el crédito del entrenador. “Supongo que sí. Evidentemente, los resultados son los que te dan y te quitan. Cuando son a favor, te dan crédito, y cuando pierdes, te quitan. Esto es lo que yo he vivido como entrenador y en el tiempo que llevo viendo fútbol. Esta es la realidad que nos toca y la profesión que hemos elegido. Sabemos cómo funcionan las cosas cuando van bien y también cuando van mal. Es cierto que podemos destacar poco de hoy, al contrario. Hemos hecho un partido muy flojo y hemos dado demasiadas facilidades a un rival en una situación que teníamos bastante cómoda. El máximo responsable soy yo y es a mí a quien hay que echarle la culpa. Lo asumo porque seguramente hubiera podido hacer mejor las cosas, pero cuando tomas las decisiones piensas que son las mejores. Piensas en este partido y también en el siguiente. Seguramente podíamos haber hecho las cosas mucho mejor, pero a veces, tristemente, pasan estas cosas”.

¿Se le ha caído el equipo? “La creencia en las cosas que hacemos sigue existiendo y por eso hacemos, porque creemos en los jugadores que tenemos y en la idea. Hemos hecho muchas cosas bien en muchos partidos al principio. Es cierto que ahora no estamos teniendo ese punto de lucidez con el balón que requiere hacer lo que hacemos, es indudable. No creo que el equipo se haya caído porque hemos llegado al descanso en una situación en la que todos estábamos muy afectados. A los jugadores les hemos visto llegar al vestuario y es normal que lleguen afectados y que en esas circunstancias no vean la luz. En la segunda parte hemos salido bastante bien y hemos tenido el balón. Hemos generado alguna ocasión de peligro y hemos tenido el control, pero luego ha habido otro contragolpe, la jugada del penalti y otros dos goles a la salida de un córner. A veces nos cuesta defender estas acciones. Hoy el equipo no tenía la altura suficiente para defenderlas, pero no creo que el equipo esté caído, que esté muerto o que no tenga la capacidad para volver a hacer lo que hizo en las primeras jornadas”.

La solución para reducir el número de goles encajados y las ocasiones generadas por el rival. “Lo dije en la rueda de prensa previa al partido. No relaciono nuestra manera de jugar con los goles que nos meten. Sé que asumimos ciertos riesgos con el balón, pero esas situaciones en general las tenemos bastante controladas. Hay momentos en los que uno se equivoca y lo admite. Lo que habría que valorar de verdad es que si cambiando la fórmula o con el equipo que haya seríamos capaces de tener más consistencia como para no encajar tantos goles. Estoy de acuerdo en que encajamos muchísimos goles y es algo que nos preocupa. Ya nos preocupaba antes, incluso cuando ganábamos. Es algo que tratamos de mejorar cada día. El trabajo que hacemos cada día en el aspecto defensivo es tanto o más que en el aspecto ofensivo. Es una pena que no podamos frenar esta sangría porque nos está haciendo mucho daño. Habría que encontrar un equilibrio como lo hemos tenido en las primeras jornadas y que ahora no se está produciendo”.

¿Siente que su puesto corre peligro? “No lo siento. Sé que hay mucha gente afectada. Al que más le afecta las consecuencias de esto que pasa es al entrenador. Asumo el rol que me toca vivir como entrenador que soy. Es una situación delicada porque hemos sufrido un revés inesperado y no hemos podido darle una alegría a nuestra afición en esta competición en la que tenía mucha ilusión. En esta vida he perdido mucho más que he ganado y estoy preparado para estas situaciones. Ya dije después de ganar en Madrid que ni cuando llegan las victorias y todo el mundo te halaga y dice que eres un fenómeno, trato de mantener el equilibrio. Ahora en estas circunstancias que todo el mundo dirá que soy muy malo y no acierto, trato de trabajar con la misma ilusión y recomponer el estado de ánimo de mis jugadores para que esta derrota no nos afecte o nos afecte lo menos posible de cara al próximo partido”.

Quique Setién, durante el partido ante el Cádiz / RBB

El crédito se agota con tantos malos resultados. “Por supuesto que soy perfectamente consciente. Tengo una manera de hacer las cosas, no conozco ningún sistema, modelo o filosofía que sea infalible. Con todas ganas y con todas pierdes, les pasa a otros entrenadores. A lo mejor la gente hoy piensa que este modelo de juego no es el adecuado y que esta filosofía no encaja. La alternativa que hay es que venga otro entrenador que cambie el modelo y meta a los jugadores ahí atrás. Asumo el papel que me toca, faltaría más. Ya sé la profesión que he elegido, el lugar que ocupo y las responsabilidades que tengo. Uno se puede equivocar, pero siempre hace las cosas con las voluntad de que salgan bien. No las hago para que me salgan mal ni me tumbo en el sofá de casa viendo cómo juega el equipo. Trabajo muchísimo y trato de analizar las cosas, pero entiendo que el fútbol a veces es así. Llevo muchos años en el fútbol y he visto muchas veces estas cosas. No es una satisfacción ni una coartada ni pretendo endulzar de alguna forma lo que ha pasado. Asumo mi responsabilidad y mis  errores. Habrá gente más contenta y otra menos, no es fácil contentar ni cabrear a todos”.

¿Mérito del Cádiz o demérito del Betis? “Tal y como teníamos la eliminatoria en ventaja es más demérito nuestro, aunque reconozco que el Cádiz ha hecho cosas muy buenas. Desde que nos enfrentamos en el partido de ida no había encajado un solo gol. Nosotros le hemos metido tres pero no hemos sabido defender como teníamos que hacerlo. Las primeras ocasiones si no han sido gol de ellos han acabado en peligro. Esto es algo que nos viene pasando desde hace tiempo y que tendríamos que controlar mejor. Trabajamos para ello, pero de momento no somos capaces de hacerlo”.

La filosofía de juego no cambiará pese a este nuevo varapalo. “No relaciono esto con la filosofía, no tiene nada que ver. La alternativa que tenemos es meternos los 11 atrás para salir al contragolpe como ha hecho el Cádiz. Si miramos con detenimiento el equipo que tenemos… preguntadle a Boudebouz, Tello, Joaquín, Campbell, Sanabria si nuestro equipo está adaptado para hacer eso, que estén metidos atrás, que corran y se sacrifiquen como los jugadores del Cádiz. Si creéis que mañana puede venir otro entrenador y que consiga que hagan eso, pues fenomenal. Creo que eso no se puede hacer. Parece que ahora nadie se acuerda de los ocho partidos que hemos jugado en la primera vuelta. Los resultados son los que mandan. Cuando teníamos la racha buena todo el mundo decía que este es el estilo, que el Betis siempre ha querido jugar así desde hace años. Se decía que el entrenador era un fenómeno, que teníamos jugadores de una calidad enorme y que la planificación había sido extraordinaria. Hemos hecho ocho o nueve partidos muy buenos, ahora es al revés y el problema del fútbol es que te quedas con lo último. Si ganas a Las Palmas o al Atlético y ganas tres partidos seguidos y juegas bien, nadie se acuerda de esto. Vamos a ver si esta racha no acaba conmigo. Esta es la realidad, la he vivido como jugador y como entrenador”.

¿Hacen falta refuerzos en defensa? “No suelo tomar decisiones en caliente y decir cosas para que todo el mundo pueda calmarse. Las cosas hay que analizarlas con perspectiva. En una situación como esta se puede contemplar la opción de incorporar algunos jugadores porque hemos sufrido un montón de lesiones. Todo irá en su debido momento y se analizará con detenimiento para ver si realmente es en defensa, en el centro del campo o si arriba podemos incorporar algún jugador que nos pueda ayudar a mejorar no solo la parte de atrás sino al equipo en general”.

¿Está afectado? “Estoy afectado porque hemos perdido una eliminatoria en la que teníamos mucha ilusión y sé lo que significa para la afición y para el equipo. Es obvio que no estoy contento, todos estamos afectados. El mensaje de optimismo está en que no hemos empezado mal la temporada. Pediría una pequeña capacidad de análisis para contemplar los quince partidos que hemos jugado desde que comenzamos y que hagan una valoración entendiendo lo que pasó al principio y lo que ha pasado en esta última racha. No he llegado hasta aquí porque me venga abajo o porque me rinda a las primeras de cambio al primer tropiezo. Cuesta mucho avanzar en la vida, lo sé desde pequeño. Soy un entrenador que entiende esto como un juego en el que algunas veces se gana y otras se pierde. Sé que hay un componente emocional enorme para nuestra afición que está desesperada porque no hemos podido darle lo que estaba esperando. En esta vida he estado acostumbrado a ganar mucho más que a perder. Si he llegado hasta aquí ha sido superando muchos tropiezos. Seguiremos, si no es aquí porque me tengo que marchar será en otro sitio. Si me tengo que marchar para casa y terminar, pues terminaremos”.

¿Ha hecho el equipo el ridículo? “Esa palabra no la utilizaría jugando al fútbol. Puedes pensar lo que quieras. Yo te lo admito y respeto, pero me permitirás que opine lo que crea. No contemplo lo de hoy como un ridículo. Cuando sales al campo y haces todo lo que puedes y tratas de hacerlo lo mejor que sabes… Es cierto que hay momentos en los que uno no está todo lo bien que quiere estar y las situaciones afectan. Somos personas y los jugadores son humanos y tienen sentimientos. Ellos son los que más se están jugando en todo esto. No hablo de ridículo porque ellos hacen todo lo que pueden y yo también.

¿Teme que lo echen si pierde en Las Palmas? “Esa pregunta no me la tienes que hacer a mí. Estás dando una hipótesis como si hubiera sucedido. No sé lo que va a pasar en Las Palmas. Trataremos de ir a jugar allí y hacerlo lo mejor que podamos para ganar y hacer un buen partido. Lo que vaya a pasar después ya lo veremos y comentaremos”.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *