Rubén Castro, esta mañana en el aeropuerto de San Pablo / Lince

El delantero canario ha aterrizado esta mañana en el aeropuerto de San Pablo tras poner fin a su aventura en el fútbol chino

Rubén Castro ha aterrizado esta mañana, al filo de las ocho y media, en el aeropuerto de San Pablo tras poner fin a su aventura en tierras chinas, donde ha estado varios meses jugando cedido en el Guizhou Hengfeng Zhicheng, club en el que ha anotado siete goles en once partidos.

A su llegada a Sevilla, Rubén ha reiterado su intención de reincorporarse a la disciplina del Real Betis a partir del mes de enero y poder convertirse en el máximo goleador de la historia del club en Primera división, pues solo le faltan dos goles para alcanzar la marca de Hipólito Rincón, que sigue al frente de este ranking con 78. Rubén Castro es el máximo goleador de la historia del Real Betis en todas las competiciones, con 147 goles.


En principio, lo que yo quiero es quedarme en el Betis. Este año están disfrutando muchísimo con el equipo y quiero formar parte de eso, de poder disfrutar un poquito más del fútbol. Creo que en el Betis puede ser así”, ha dicho Rubén a su llegada a San Pablo, en declaraciones que recoge Alfinaldelapalmera. El canario ha calificado como “experiencia bonita” su paso por China y espera batir la marca de Rincón con la elástica verdiblanca: “Me quedan tres golitos, uno de los pocos retos que me faltan aquí. Esperemos conseguirlo”