Sanabria (círculo grande), que es quien recibió el pase de Fabián, estaba en línea con el último defensa, por lo que no había fuera de juego en esta jugada que sancionó el linier.

En el minuto 15′ el juez de línea abortó una clara ocasión de gol para los verdiblancos al señalar un fuera de juego que no era con 0-0 en el marcador

El Real Betis perdió este domingo 3-6 con el Valencia, resultado inapelable que refleja la superioridad de los che, aunque tras ponerse 0-4 vieron cómo los béticos casi les remontaban, al marcarles tres goles en seis minutos que hicieron creer a la afición local en el milagro durante un rato.

Con 0-2, Sergio León falló un penalti en el 55′, muchos minuto antes del primer gol de Campbell (78′) que desencadenó la reacción bética, continuada luego con dos nuevos goles de Sanabria (80′) y Tello (83′), que luego perdería un balón en medio campo que propició la contra letal con la que Zaza hizo el 3-5 en el 88′. El italiano luego haría también el 3-6.

En la primera parte, con 0-0 en el marcador, hubo varios fuera de juego muy protestados por los béticos, en especial un pase al hueco de Fabián a Sanabria que dejaba al paraguayo y Sergio León en posición inmejorable para haber anotado el 1-0. El linier de la banda de preferencia, el catalán  Javier Aguilar Rodríguez, señaló un fuera de juego que no lo parecía (señaló otros dos más muy discutibles) y abortó de este modo una clara ocasión de gol para los locales que pudo cambiar el rumbo de un partido que encarrilarían los valencianistas veinte minutos después con el 0-1 y el 0-2 justo antes del descanso.