Los verdiblancos fueron de más a menos y acabaron sucumbiendo ante un Atlético al que sometieron en la primera parte y que los superó de manera clara en la segunda

No pudo el Real Betis con el Atlético de Simeone. Una vez más. Y van catorce. Y eso que fue bastante mejor que su rival en la primera parte, en la que Loren (4′) dispuso muy pronto de una gran ocasión para haber puesto a su equipo con ventaja. Sin embargo, se vio netamente superado en la segunda, cuando los del Cholo le metieron el partido esa intensidad que les caracteriza y les ha hecho grandes. Tras ocho partidos sin conocer la derrota, al noveno le tocó perder a los de Setién.

Cuatro cambios metió Simeone en el once inicial respecto del que jugó el miércoles la Champions aquí en el Wanda ante el Brujas (3-1) y el doble, ocho, los que hizo Setién en el del Betis, donde solo Bartra, Sidnei y Guardado repetían entre los que salieron de inicio ante el Dudelange el jueves en la Liga Europa en el Villamarín (3-0).


Tras la derrota el sábado del Real Madrid en Vitoria, el liderato de Primera estaba en juego en el Metropolitano, pues el que ganara iba a comandar la tabla de Primera al menos durante un rato o quién sabe si durante un par de largas semanas, pues tras este choque llega el segundo parón y tanto las victorias como las derrotas se prolongan por tiempo extra.

El inicio del partido volvió a ser un monólogo bético de posesión, que llegó a rondar el 80% a los doce minutos, poco antes de que Guardado se lesionara (14′) y dejara su puesto a William Carvalho, que no tiene la facilidad para mover el balón del mexicano, quien a los cuatro minutos rompió las líneas enemigas, tras un templado saque de puerta de Pau, y habilitó a Loren para que se plantara en el área rival con ventaja, aunque el canterano bético dudó en el control y en el remate y desperdició una gran ocasión de gol, la única clara del primer periodo y casi del partido, pues en la segunda mitad los béticos apenas tuvieron hasta su desesperado ataque de los minutos finales.

El Atlético no olía la pelota y los intentos por buscar con balones largos a Griezmann o Kalinic eran abortados una y otra vez por la tripleta de de centrales béticos, que volvió a ser lo mejor del equipo. A los de Setién les faltó mayor claridad de ideas para haber hecho más daño con el balón, pues ni Joaquín ni Loren estuvieron inspirados y a Lo Celso, que jugó escorado a la banda derecha, no se le vio demasiado.

Los murmullos al descanso de la afición colchonera eran la constatación de que no veían nada claro el partido, pues hasta el momento los béticos habían sido quienes llevaron casi siempre el peso del juego y no dejaron a los de Simeone inquietar una sola vez la meta de Pau López, seguro en los tres saques de esquina y un par de faltas laterales que le colgaron, la única vía que hallaron para acercarse al área rival.

El Atlético fue otro tras el descanso

En la segunda parte se vio a otro Atlético, al del Cholo, y muy pronto empezó a poner en aprietos a la zaga bética, en especial por las imprecisiones de Junior para sacar el balón y la facilidad de William Carvalho para perderlo. El portugués está muy lejos de lo que se esperaba de él y su cambio por el lesionado Guardado fue una rémora que arrastró el equipo toda la tarde.

El Betis no fue el mismo, perdió el mando del juego y la meta de Pau empezó a pasar por serios apuros, primero en un par de remates de Kalinic -uno al poste- y tras la entrada de Correa, con la velocidad y las penetraciones de este. El único gol llegó tras un robo de cartera del sudamericano a Junior en medio campo, una pared con Thomas y un chut ajustadísimo al que no pudo llegar Pau (75′). El Betis había resistido el acoso media hora en esta segunda mitad, pero ahí murió.

En los compases finales, con la entrada de Tello y Sanabria, buscaron los verdiblancos el empate, con ocasiones para Mandi, Sanabria y Junior, pero ninguna acabó dirigida entre los tres palos. Oblak no tuvo que hacer una sola parada en toda la tarde. A la novena volvió a perder el Betis. Con el Cholo nunca puede. Su Atlético, provisionalmente, se puso líder con el triunfo. Y el Wanda lo festejó a lo grande. Los de Setién fueron de más a menos y se acabaron diluyendo.

Atlético de Madrid: Oblak (1); Juanfran (2) (Arias -1- 73′), Godín (2), Lucas Hernández (2), Filipe Luis (2); Koke (2), Rodri (1), Saúl (2), Lemar (1) (Correa -2- 57′); Kalinic (2) (Thomas -2- 63′) y Griezmann (1).

Real Betis: Pau López (2); Mandi (2), Bartra (2), Sidnei (2); Francis (1)(Sanabria -1- 80′, Lo Celso (1), Guardado (1) (William -0- 16′), Junior (0); Canales (1), Joaquín (0); y Loren (1).

Árbitro: Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó a los locales Juanfran (m. 47), Godín (m. 58), Filipe (m. 77), Saúl (m. 79) y Lucas (m. 88) y a los visitantes Júnior (m. 40) y Bartra (m. 85).

Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 66.000 espectadores. Antes del inicio del encuentro, el Atlético de Madrid se sumó al 175 aniversario de la bandera española y la Patrulla Águila sobrevoló el Wanda Metropolitano.