Los verdiblancos vuelven a la senda de la victoria en Málaga, donde todo el equipo mostró una excelente actitud, con goles de Sergio León y Camarasa, y otro de Joaquín que debió subir al marcador

El Real Betis rompió su mala racha con un valiosísimo triunfo en La Rosaleda, donde se impuso 0-2 al Málaga en un partido muy serio, disputado con gran actitud por parte de todos los jugadores verdiblancos, conscientes de lo mucho que se jugaban, y entre los que destacaron especialmente Joaquín y Fabián, que estuvieron soberbios. Al capitán, que ya asistió a Sergio León en el 0-1, le anularon luego un gol válido antes del descanso y el centrocampista jugó posiblemente el que haya sido su mejor partido desde que luce la elástica verdiblanca. Se hartó de robar balones -hasta 13, el que más de todo el equipo-, los jugó con mucho sentido, intervino en el 0-1 y de sus botas nació la jugada del 0-2, obra de Camarasa a centro de Barragán al poco de comenzar la segunda parte, una ventaja que los verdiblancos supieron manejar sin excesivos problemas con una defensa muy mejorada con la presencia de Feddal. El triunfo permite a los béticos acabar la jornada octavos, a tres puntos del sexto, y ahuyentar los fantasmas que ya empezaban a revolotear tras una pésima racha de seis jornadas sin ganar.


El Real Betis ganó y lo hizo a su estilo, el que trata de imponer contra viento y marea Quique Setién, que se jugaba muchísimo en esta cita y en ningún momento renunció a su manual, como sí hizo en Las Palmas y le salió rana. Desde el pitido inicial se vio a los verdiblancos apoderándose del balón y circulándolo de un lado a otro, sin que el rival lo oliera, con un Fabián exquisito y un Joaquín que se metía mucho por dentro y al que se veía especialmente fino. Pudo haber problemas porque los tres primeros balones colgados al área los remataron los malacitanos -dos Baysse y uno Recio-, por fortuna de manera desviada, pero pronto la apuesta bética por el toque dio frutos en la jugada del 0-1, una acción muy elaborada por casi todo el equipo con pase final de Joaquín a Sergio León (24′) para que el palmeño se reencontrara con el gol en Liga dos meses y medio después.

Desde la tarde del Alavés -21 de octubre, hace dos meses- no se ponían los béticos por delante en el marcador y el tanto de Sergio los reafirmó en sus convicciones. Joaquín sorprendió con un libre directo que sacó de dentro de la portería el meta local, pero ni el árbitro ni el linier dieron validez al que debió ser el 0-2 antes del descanso.


El tanto no subió al marcador, así que la ventaja bética era exigua. Camarasa (49′) se encargó de ampliarla al poco de empezar la segunda parte tras otra jugada muy elaborada, con gran cambio de juego de Fabián a Barragán y asistencia de este al primer toque que el valenciano cabeceó a puerta vacía.

Con el 0-2 los verdiblancos supieron mantener sin apuros la ventaja. La zaga con Feddal es otra y tanto Fabián como Jordi Amat, que formaron un doble pivote, ayudaron mucho en tareas defensivas. Todo el equipo se fajó en esa faceta y el Málaga no dispuso de una sola ocasión clara en toda la noche. Remató hasta en 18 ocasiones, pero solo dos entre los tres palos -la mitad de veces que los verdiblancos- y sin problemas para Adán. Y el Betis, bien armado atrás, llegó poco pero cuando lo hacía era siempre con sensación de peligro. Durmisi (66′) tuvo el 0-3, tras una buena combinación de Fabián y Tello, en un centro-chut que no llegó a empujar Camarasa y ya en el descuento, a Aitor Ruibal le ocurrió lo mismo tras un pase de la muerte de Nahuel, que se metió hasta la cocina.

El Betis volvió a ganar por fin, lo hizo sin renunciar a su estilo y de manera convincente. Necesitaba un triunfo así para recuperar las buenas sensaciones del inicio que parecían perdidas y que según numerosos agoreros ya nunca más iban a volver. La actitud mostrada en La Rosaleda es el camino.

Málaga CF: Roberto (1), Rosales (1), Luis Hernández (1), Baysse (1), Diego González (0), Recio (1), Adrián (1) (Rolán -0- 39’), Keko (0) (Ontiveros -1- 55’), Chory Castro (1), Peñaranda (1) (En-Nesyri -0- 67’) y Borja Bastón (0).

Real Betis Balompié: Adán (2), Barragán (2), Mandi (2), Feddal (2), Durmisi (1), Jordi Amat (2) (Javi García -1- 73’), Fabián (3), Camarasa (2) (Nahuel -1- 76’), Joaquín (3) (Aitor Ruibal -1- 85’), Tello (1) y Sergio León (2).

Goles:  0-1. Sergio León bate por bajo a Roberto tras un buen pase de Joaquín(24’). 0-2. Camarasa remata a puerta vacía una asistencia de Barragán al primer toque, tras excelente servicio de Fabián (50’).

Árbitro: Javier Alberola Rojas, comité castellano-manchego. Amonestó a Rosales (42’), Barragán (71’), Joaquín (84’) y Ontiveros (93’). Expulsó al local Adrián del banquillo tras ser sustituido.

Escenario: 22.488 espectadores en La Rosaleda, varios cientos de ellos seguidores verdiblancos.

Una instantánea del gol de Joaquín que el meta sacó de dentro y el árbitro no concedió.