“Llevar seis goles a estas alturas de temporada está bien, pero como soy ambicioso, podría estar mejor”, señala el delantero bético

Sergio León era el protagonista invitado al programa ‘Heliópolis’, que cada lunes emite Betis TV a partir de las 22:00 horas. El delantero de Palma del Río valoraba la trayectoria del equipo en las 11 jornadas de Liga completadas hasta la fecha, al mismo tiempo que repasaba otros asuntos de interés.

Empate contra el Getafe CF: “El punto es un punto más y hay que seguir, pero se nos quedó la cara de no ganar un punto sino de perder dos. Cuando juegas en tu campo lo que tienes que hacer es sumar de tres en tres. Empezamos muy bien el partido, pero ellos metieron la primera que tuvieron. Ya con el marcador en contra, tuvimos que rematar a contracorriente”.

Errores a corregir: “Nos están haciendo mucho daño a balón parado. Ya nos ocurrió también en los partidos contra la Real Sociedad y el Valencia. Son pequeñas cosas que hay que ir matizando y poniéndolas en orden para que esos errores no pasen más”.


Trabajo y ambición: “La Liga es muy larga. Hay que pensar también que el equipo es prácticamente nuevo y ahora mismo está en construcción. Vamos poco a poco. Hemos empezado muy bien, ¿quién nos iba a decir que estaríamos octavos a estas alturas y a dos puntos de Europa? Hay que seguir creciendo con ambición y ganas y corregir las cosas que no están funcionando bien para que el bloque sea más fuerte. Poco a poco se conseguirán los objetivos”.

Descuento en el segundo tiempo: “Tres minutos de descuento fueron muy pocos porque el Getafe estuvo perdiendo tiempo desde el primer minuto. Descontar solo tres minutos con todo lo que se había perdido… eso solo pasa aquí en la liga española. Mínimo deberían haber sido cinco, ya que tres minutos fueron solo por los cambios. Ellos estaban encerrados y nosotros volcados buscando como locos el tercer gol. La sensación de todos es que si el árbitro hubiera dado un poco más de tiempo habría llegado el tercer gol. Ellos estaban asustados y deseando que el árbitro pitara el final”.

Sergio León celebra un gol junto a Tonny Sanabria

Reacción tras el descanso: “Nos fuimos al descanso con la tranquilidad, y así lo hablamos en el vestuario, de que íbamos a remontar. Se veía claramente que éramos superiores a ellos y que íbamos a tener nuestras oportunidades. En la segunda parte salimos un poco con la ‘torrija’, pero después reaccionamos bien y por lo menos pudimos empatar”.

Oportunidad en la primera parte: “Suelo ver este tipo de jugadas, aunque esta vez no lo he hecho. Lo he hablado con mis amigos pero aún no he tenido la oportunidad de ver la ocasión. Suelo darle vueltas después de los partidos. Al principio del segundo tiempo Guaita se acercó a mí y me dijo que se la había encontrado. Intenté recortar al defensa para tirar rápido, pero el golpeo no fue todo lo bueno que yo hubiese querido. Guardado me dijo luego que estaba mejor posicionado que yo. Si lo hubiese visto se la habría dado para empujarla, pero son circunstancias del partido y no me dio tiempo a pensar tanto”.

6 goles en su cuenta entre Liga y Copa del Rey “Podría estar mejor. Las cifras no están mal, pero yo me exijo mucho porque confío mucho en mis posibilidades. Las cifras están bien, pero como soy ambicioso podrían estar mejor”.

Balance del equipo a estas alturas de campeonato: “También podríamos estar mejor. En pretemporada cuando se estaba haciendo el equipo cualquiera firmaría estar a estas alturas donde estamos. El equipo ha empezado bien y estamos bien posicionados con bastantes puntos, pero como soy ambicioso y el equipo también, podríamos estar mejor. Hemos empatado o perdido partidos de los que podíamos haber sacado cosas positivas”.

El equipo no tira la toalla: “Ni la tiraremos. Somos un equipo ambicioso, queremos ganar y hacer las cosas bien. El deporte es así y no siempre vas a ganar o no te saldrán las cosas todo lo bien que quieres que salgan. El año pasado se sabía que si había un partido en el que se empezaba perdiendo 1-0, era imposible que el Betis lo remontara. Si el partido contra el Getafe hubiera ocurrido el año pasado, en vez de quedar 2-2 habría terminado 0-4. Seguro, porque yo veía todos los fines de semana al Betis. El otro día lo hablaba con Joaquín y me decía que si estas cosas hubiesen ocurrido la temporada pasada, por mucho que nos fuésemos arriba no remontábamos. Este años estamos teniendo la fortuna de que cuando van las cosas mal, somos ambiciosos, vamos a por el partido, intentamos remontar y hay veces que ha salido bien. Contra el Celta remontamos, el otro día empatamos con el Getafe y también lo hicimos jornadas antes con la Real Sociedad. Hay que ir poco a poco y sacar los máximos puntos posibles para estar un poquito más arriba”.

Goles en el tramo final del partido: “Creo que somos de los equipos que más goles marca en los últimos quince o veinte minutos. Hay que intentar dejar la portería a cero. Si lo conseguimos, los tres puntos se quedarán siempre con nosotros”.

¿Ha sido ese el principal lunar en estas primeras jornadas?: “No hay que echarle la culpa ni a la defensa ni al portero. El primer defensa es el delantero, que es quien tiene que presionar y acompañar al equipo. Obviamente, el rival también quiere meter goles y ante eso no podemos hacer nada sino jugaríamos a ganar 1-0 o 0-1 todos los partidos. Al final lo bonito del deporte es que tú juegas tus cartas y el contrario las suyas”.

Selección española: “Las preconvocatorias están bien porque con los partidos internacionales no hay liga y los futbolistas hacemos planes con la familia para esos fines de semana, así que la mandan para que no saquemos billetes de avión y estemos atentos. Es la segunda ocasión que me incluyen en una preconvocatoria y me he quedado ahí, pero es otro motivo más para seguir trabajando y creciendo”.

¿Tenía más expectativas en esta ocasión?: “La primera me dolió porque salió la convocatoria, se lesionó Morata, tenía una oportunidad y al final el seleccionador se llevó a Aduriz. En esta también tenía esperanza, aunque no estaba tan nervioso como la primera vez, porque Julen Lopetegui dijo que haría cambios y llevaría gente nueva. Me dije ‘a ver si tengo suerte y entre esa gente nueva estoy yo’. Si te soy sincero, durante esa semana no me puse nervioso. El viernes me di cuenta porque me metí en Twitter y vi la convocatoria, no me acordaba que salía ese día. En la primera fue diferente, terminé de entrenar y estuve actualizando cada treinta segundos en el móvil. Hay que seguir trabajando, haciendo las cosas bien primero para el Betis y, cuando haga las cosas bien aquí, si estoy bien tendré la oportunidad o la suerte de que me lleven algún día”.

En las quinielas del seleccionador nacional: “Me vale ir, tanto a mí como a cualquier futbolista español. La máxima ilusión es ir a la selección, defender tu país. Estaría doblemente orgulloso por defender a mi equipo y a mi país. Estoy muy contento también por defender los colores de mi equipo”.

Competencia con Sanabria: “Estamos los dos en un buen momento de forma. Si no es él, soy yo, y hay que aprovecharlo. Cuando esté él, que intente meter los máximos, y cuando salga yo, igual. Ni por mi parte ni por la suya hay pique, al contrario. Cuando yo meto, él se alegra, y, cuando mete él, me alegro muchísimo. El otro día metió y fui el primero que cogí el balón, me fui para él para darle un abrazo y le dije ‘vamos, Tonny, que remontamos’. Cada dos minutos nos mirábamos y nos decíamos ‘vamos fuerte que tenemos que remontar esto’. Lo principal es el equipo y el egoísmo hay que dejarlo a un lado”.

Los dos en punta en el tramo final contra el Getafe: “Creo que fue la primera vez que jugamos los dos en punta, porque la primera vez que jugamos juntos yo estaba en la banda derecha. Cuando estábamos los dos en punta yo llevaba más minutos en el campo y estaba un poco más cansado que él. ¿Por qué no algún día dos delanteros, Sanabria y yo? Tampoco lo veo mal, pero todos sabemos que el sistema de Quique Setién es inamovible. Y también lo veo bien, cuando una cosa va bien, y a él le ha ido bien durante mucho tiempo, soy partidario de no moverlo. Estamos todos para ayudar e intentar aportar al equipo”.

¿En la banda se pierde un poco?: “No es lo mismo porque mi hábitat natural es el área. En la banda puedo dar en ataque, pero en defensa muchas veces se me olvida bajar. El día del Valencia lo pasé mal porque me tocó Gayá, que iba en moto, subía cincuenta veces y se me pasaba defender y tapar a un lado y al centro. Contra el Levante me sentí muy cómodo porque no subían mucho los laterales, teníamos más el balón y en esos partidos en que los rivales están más encerrados a lo mejor en la banda me puedo encontrar un poco más cómodo. Pero contra equipos que suban tanto la banda me suelo perder más porque mi sitio es ser delantero y, si me ponen en banda, cuando tengo que defenderla me puedo perder un poco. En el duelo contra el Valencia, la mayoría de las veces que subieron fue por mi banda”.

Relación de Setién con la plantilla: “Es muy participativo en los entrenamientos, se mete con nosotros en los rondos. Además de ser el líder del vestuario como son todos los entrenadores, el ambiente es muy bueno entre el equipo y él. Es difícil llevar un equipo, hay que tener a todos contentos y lo está haciendo muy bien. Nos tiene a todos contentos. Hay muy pocos equipos en los que hayan jugado todos los futbolistas de la plantilla y sin embargo nosotros ya hemos jugado todos. Cuando no juego, a lo mejor en el instante me enfado un poco porque quiero jugar. Todo el mundo quiere jugar, pero son enfados lógicos. Te tienes que enfadar porque no juegas y estás haciendo esto para participar todos los minutos posibles. Sales un rato, intentas hacerlo bien o termina el partido y sabes que la semana próxima tienes otra oportunidad. Setién es bueno porque tiene a todo el mundo enchufado, contento y sabes que si no juegas una semana, la siguiente puede tener la oportunidad de jugar como titular o salir un rato en la segunda parte. Lo está llevando bien y nos tiene a todos muy contentos”.

Próximo partido contra la SD Eibar: “No sé lo que tienen los calendarios con nosotros pero somos el equipo que más juega en viernes y en lunes de LaLiga. El míster nos dijo el otro día en el vestuario que intentarían buscar un amistoso para no estar parados tanto tiempo. Ten en cuenta que la pasada semana jugamos el lunes y el viernes, dos partidos en cuatro días. Y ahora, diecisiete días hasta el siguiente, que será también en lunes. Hay mucho margen de un partido a otro”.

¿Desconectáis mentalmente?: “Tanta desconexión no viene tan bien. Por mucho que se entrene, al saber que no hay competición no le vas a meter la misma intensidad que cuando la hay. También hay que bajar un poco la carga, ponernos bien de nuevo. Al final hay que descansar, desconectar, pero tantos días de margen no viene bien a nadie”.