El Real Betis volvió a ser un desastre defendiendo y sirvió en bandeja el triunfo al Celta

Los verdiblancos caen en Balaídos condenados por los numerosos errores cometidos por muchos de sus jugadores más veteranos a la hora de jugar el balón (3-2)

El Real Betis cayó en Balaídos víctima de los numerosos errores que, una vez más, cometió en el transcurso de un partido en el que su sistema defensivo volvió a ser un desbarajuste total. Quiso llevar la iniciativa teniendo el balón pero no supo hacerlo y la primera pérdida en la salida desde atrás dio origen al primer gol y le rompió todos los esquemas

Los de Setién comenzaron mandando y apoderándose del esférico, gozando Guardado (6′ y 10′) de las dos primeras ocasiones, pero pronto empezaron las pifias atrás. Adán dio un pase comprometido a Javi García y el mal control de este en la frontal del área permitió el robo de Radoja, un pase rápido a Iago Aspas (12′) y el gol del gallego que minó sobremanera la moral de los béticos.

El partido dio un giro radical, pues a los verdiblancos les empezaron a entrar las dudas y los celtiñas tenían cada vez más claro cuál era la fórmula, presión sobre Adán y tratar de robar algún balón en campo rival, pues faltaba fluidez en los béticos a la hora de sacarla jugada, con un Javi García que no pasa su mejor momento y excesivo empeño en jugar hacia atrás con un portero que, por mucha voluntad que ponga, le cuesta un mundo jugar con los pies y transmite muchas dudas al resto de sus compañeros, aunque luego estuvo felino en un par de intervenciones evitando males mayores.

Al descanso llegó el Betis con un exiguo 1-0 en contra, pero el arranque de la segunda mitad coincidió con sus peores momentos y una endeblez defensiva muy preocupante. El 2-0 llegó tras una acción en la que se vio a Joaquín de lateral tratando de tapar a Jonny, sin conseguirlo, pues pudo enviar a pierna cambiada un centro al área que Maxi (56′) remató en el área chica a placer ante la pasividad de Feddal y las dudas de Adán, que se quedó clavado bajo palos.

Los verdiblancos se picaron en su amor propio y se fueron arriba en busca de reducir distancias, lo que logró Sergio León (71′) tras una asistencia de Durmisi, minutos después de que Fabián (61′) estrellara un potente chut en el lateral de la red.

El Celta se había limitado a aprovechar los regalos béticos para ponerse con ventaja y podía sufrir si se le apretaba. Tiempo quedaba de sobra, pero lo que llegó pronto fue el 3-1, de nuevo marcado por Iago Aspas, que nunca le había ganado antes al Betis en sus nueve enfrentamiento anteriores, tras un error infantil de Guardado en medio campo, pues el mexicano perdió un balón franco y propició un rápido contragolpe que, en última instancia, Feddal tampoco fue capaz de abortar.

Parecía todo resuelto, pero al filo del 90′, Joaquín fue derribado en el área tras una rápida contra bética, propiciada por un saque largo de Adán, y Guardado hizo el 3-2 que al menos sirve para igualar el average particular, aunque en el general siguen mandando con diferencia los goles en contra (44) a los goles a favor (35), y mientras eso no se resuelva el Betis seguirá lastrado. Su sistema defensivo (8 faltas cometidas y 5 amarillas) volvió a ser un desastre. Quiso defender con el balón y lo regaló demasiadas veces.

3 – Celta de Vigo: Rubén Blanco (1); Hugo Mallo (1), Sergi Gómez (2), Roncaglia (1), Jonny (2); Wass (2) (Emre Mor -1-, min.82), Lobotka (2), Radoja (2), Pione Sisto (1) (Brais Méndez -1-, min.72); Iago Aspas (3) y Maxi Gómez (2).

2 – Real Betis: Adán (0); Barragán (1), Mandi (1), Feddal (0), Durmisi (1); Guardado (0), Javi García (0) (Rubén Castro -1-, min.61), Fabián Ruiz (1); Joaquín (1), Tello (0) (Boudebouz -0-, min.61) y Sergio León (1).

Goles: 1-0, m.11: Iago Aspas. 2-0, m.57: Maxi Gómez. 2-1, m.71: Sergio León. 3-1, m.79: Iago Aspas. 3-2, m.91: Guardado, de penalti.

Árbitro: Sánchez Martínez (colegio murciano). Amonestó a Wass por parte del Celta de Vigo, y a Javi García, Joaquín, Fabián, Barragán, Feddal por parte del Betis:

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Liga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 14.667 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Julián Trapero, Andrés García, Ángel Pérez y Manuel Justo, abonados históricos del Celta de Vigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *