Los verdiblancos necesitan reaccionar tras los malos resultados de las últimas jornadas y la goleada encajada en Eibar para abrochar el primer tercio liguero con una victoria

El Real Betis está obligado a reaccionar esta tarde ante el Girona y lograr un triunfo que rompa la dinámica negativa de las seis últimas jornadas, en la que los verdiblancos solo han sumado un triunfo y encajado 18 goles. La derrota del otro día en Ipurua ante el Eibar (5-0) causó honda decepción entre los aficionados, así que a Quique Setién y los jugadores toca corregir la deriva de las últimas jornadas antes que pase a mayores.


El Benito Villamarín vivió auténticas fiestas en las tres primeras comparecencias del equipo esta temporada, con los triunfos cosechados ante Celta, Deportivo y Levante, aunque la derrota ante el Valencia (3-6) frenó en seco esa euforia que se había desatado y el 1 de 9 de los tres últimos partidos, ante Espanyol, Getafe y Eibar, ha supuesto el primer amago de crisis de la temporada.

Amago que puede romper en crisis en toda regla si hoy no se vence al Girona o quedar aparcado con un triunfo ante los gerundenses, que llegan con importantes bajas en defensa -como las tiene el Betis– y un excelente bagaje de visitante en su debut como equipo de Primera. Los de Machín han ganado en sus dos últimos desplazamientos ante Levante y Deportivo (ambos 1-2), empataron los previos ante Celta (3-3) y Leganés (0-0) y solo perdieron en su primera visita a San Mamés (2-0).

Quique Setién presentará hoy su decimotercera alineación distinta de la temporada. Cuenta con las bajas de Mandi y Feddal en el eje de la zaga y la de Campbell arriba. Atrás Jordi Amat y Tosca serán los centrales, en medio se perfilan Guardado y Camarasa como los acompañantes de Javi GarcíaFabián no entrenó ayer con el grupo por unas pequeñas molestias- y en punta es donde hay más dudas, pues podrían jugar Boudebouz o Tello de inicio o hacerlo Sanabria y Sergio León junto a Joaquín o cualquier otro extremo.

En las filas del Girona, Machín recuperó a última hora al defensa Juanpe, aunque cuenta con las bajas de Bernardo -sancionado- y los lesionados Pere Pons, Pedró Alcalá y Eloi Amagat. Las principales dudas de los catalanes se encuentran en la línea de tres centrales, ya que Bernardo y Alcalá suelen ser fijos, aunque parece que Muniesa, Juanpe y Ramalho serán finalmente quienes ocupen los tres puestos.

El Girona llega al Villamarín en su mejor momento de la temporada, tras sumar 10 de los 12 últimos puntos y con un Stuani enrachado, que ha hecho gol en las cinco de las seis últimas jornadas.

Al Betis no le vale otro resultado que la victoria para espantar el primer amago de crisis de la era Quique Setién, al que las lanzas se están tornando cañas por el pobre desempeño del equipo en los últimos partidos tras un comienzo brillante de temporada. Ganando hoy al Girona el Betis sumaría 20 puntos justo al cumplirse el primer tercio de temporada (en 2013 fue a la UEFA con 56 y en 2005 a la Champions con 62), lo que, a pesar de los flojos resultados de las seis jornadas anteriores, sería un magnífico bagaje. Eso ganando, pues otro tropiezo abriría seguramente la caja de los truenos, de ahí la tremenda importancia del partido para los béticos.

Real Betis: Adán; Barragán, Jordi Amat, Tosca, Durmisi; Javi García; Boudebouz o Sergio León, Guardado, Camarasa, Joaquín; y Tonny Sanabria.

Girona CF: Bono; Pablo Maffeo, Jonás Ramalho, Juanpe, Marc Muniesa, Aday Benítez; David Timor o Aleix García, Àlex Granell, Borja García, Portu; y Cristhian Stuani.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (Comité Madrileño).

Estadio: Benito Villamarín.

Hora: 18.30 horas.