La sensatez de Setién y el ‘partido a partido’

Desde que arrancó la temporada, con momentos altos y bajos y a pesar de encajar tantos goles, el Betis anda metido en la pelea por la séptima e incluso la sexta plaza

Quique Setién es un técnico osado en sus planteamientos futbolísticos y bastante sensato en sus análisis. Ayer compareció en la televisión del Real Betis y dijo que hay “diez equipos mejores que nosotros” en Primera división, lo que algunos han tomado como una herejía, pues encima citó acto seguido a la SD Eibar, sí, al Eibar, ese adalid de la modestia y el buen hacer, que viene de endosarle una manita al Sevilla FC como se la endosó al propio Betis hace unos meses.

Yo no sé con exactitud si hay diez equipos mejores que el Betis, si son siete, ocho, cinco u doce. Sé que va décimo porque así lo refleja la clasificación, la misma que nos indica que, en los últimos doce años, desde la 2004/05, el club verdiblanco solo estuvo una vez mejor clasificado a estas alturas de Liga, pues en siete temporadas estuvo entre el 13º y el 16º, otra era 5º, otra colista (20º) y tres las pasó en Segunda división.

Esta campaña el plantel se ha reforzado con jugadores de mayor nivel que todos los años anteriores, eso es indudable, gracias en gran parte al dinero ingresado por la marcha de Dani Ceballos, su futbolista más valioso, y son ya nada menos que 17 los que han estrenado la verdiblanca del primer equipo en la máxima categoría de la mano del técnico cántabro: Barragán, Feddal, Bartra, Amat, Guardado, Javi Garcia, Camarasa, Boudebouz, Sergio León, Tello, Narváez, Campbell, Francis, Loren, Julio Gracia, Ruibal y Redru. Y seguramente habrá alguno más antes de que acabe la temporada.

El ideario futbolístico de Setién es atractivo y nada sencillo de ejecutar. Y por eso pidió tres años de contrato cuando fueron a buscarle y se los dieron. Desde que arrancó la temporada, con momentos altos y bajos y a pesar de encajar tantos goles, el Betis anda metido en la pelea por la séptima e incluso la sexta plaza, de la que nunca le distanciaron más de seis puntos y hoy tiene a tres. Es lo que se le pedía (lo de la Copa sí fue un fiasco total), aunque a la que te descuidas dos partidos puedes bajar al puesto 15º, pues la igualdad en el grupo de diez equipos (del 6º al 15º apenas hay ocho puntos) es máxima y la competencia hasta final de Liga se presenta sumamente atractiva.

El Real Betis tiene actualmente el décimo presupuesto de ingresos de la Liga (88 millones), el noveno en gastos (86 millones) y el octavo en límite salarial (65 millones), aunque en número de socios esté rondando el podio y tenga el cuarto estadio con mayor aforo del fútbol español, lo que le permite albergar unas enormes perspectivas de crecimiento si sigue dando pasos firmes y consolidados, pues de poco vale ir un año a la Champions, ganar la Copa o pasearse por Europa para pelear al año siguiente por eludir el descenso o descender directamente, como varias veces le ha ocurrido a lo largo de su historia, arrastrado en ocasiones por la insensatez de sus dirigentes. Todo lo contrario, sensatez es lo que hoy se transmite desde las entrañas del Benito Villamarín, donde tras finalizar la guerra accionarial y culminar en el tiempo prometido la obra de Gol Sur, con buen criterio se han impuesto el objetivo de ir “partido a partido” en la parcela deportiva, lo que de antemano les va a permitir la próxima jornada pelear por la sexta plaza, que tienen a tres puntos, los que se dilucidan en un partido. Incluso por encima de lo presupuestado.

MÁS MADERA




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *