Es necesario un 25% de quórum para poder aprobar el proceso de venta del paquete mayoritario de acciones del Real Betis y en las últimas juntas la asistencia rondó el 30%

José Miguel López Catalán intervenía este mediodía en los micrófonos de Radio Betis. El vicepresidente del Real Betis abordaba diversas cuestiones relativas al procedimiento de venta de acciones de la entidad, que se someterá a votación en la próxima Junta de Accionistas del 23 de noviembre.

Junta de Accionistas del 23 de noviembre: “Es una fecha importante otra vez como la que ya tuvimos en septiembre. En cada una de las juntas se han ido aprobando una serie de cosas, pero esta Junta de noviembre es la culminación a todo el proceso que hemos llamado el Betis de los béticos. Es fundamental que los accionistas estén presentes en la Junta o cedan su representación. En caso contrario, no se podrá aprobar este plan que tan buena aceptación está teniendo en nuestras reuniones con las diferentes peñas”.

El vicepresidente bético, José Miguel López Catalán.

Reuniones informativas con los peñistas: “Tuvimos una reunión el lunes a la que asistieron muchas peñas de Sevilla y de otras provincias para explicarles todo el proceso que ha habido en el Betis y cómo se culminaba ahora con esta nueva Junta en la que se va a poner a disposición de los béticos el 51% de acciones del Betis. Contamos todos los detalles y respondimos a todas las dudas que tenían los peñistas sobre cómo afectaba esto a las peñas, las cuales son una parte importante de esta atomización. Estamos totalmente convencidos, porque así nos lo han hecho saber las peñas, de que este plan de reparto y venta de acciones ha sido muy bien acogido. Tenemos que simplificar el proceso. La aprobación de esta propuesta para que cada bético pueda aplicar y comprar sus 10 acciones en este tramo barato a 120 euros hay que simplificarlo porque los béticos quieren saber eso realmente y no entrar en complejidades jurídicas que muchas veces lían demasiado. La aceptación es muy buena, pero estamos comprobando también que la gente está harta de juntas cada seis meses y que éstas sean tan importantes. Lo que queremos son fútbol y partidos, disfrutar como estamos disfrutando este año. Nos toca hacer un llamamiento por última vez. Después de esta Junta probablemente no habrá otra hasta diciembre del año que viene, así que ésta es especial e importante. Necesitamos que haya una representación mínima para aprobar este reparto de acciones”.


La presencia de los accionistas es necesaria: “Tiene que haber un quórum mínimo del 25% del capital social para poder aprobar esa ampliación de capital y poner a disposición de los béticos esas acciones. Si al final los accionistas no asisten a la junta, ya sea con asistencia física o mediante representación, ese 25% no se va a poder ejecutar en este proceso porque legalmente no es posible. Por eso desde aquí quiero decirle a los béticos accionistas o que conocen a otros que lo son, que hagan lo que han venido haciendo desde que nos dieron su apoyo: acercarse en un momento del día al Estadio o la Oficina de Atención al Bético para ceder su representación. También pueden hacer esto a través de la página web”.

Quórum mínimo: “Hay que tener en cuenta que en las juntas anteriores ha habido mucho movimiento del beticismo y hemos llegado a un 29-30% del quórum. Con lo cual, no podemos permitir que muchos béticos o una cantidad importante no asistan a la Junta o no participen. Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano, como llamadas telefónicas para recordar a los accionistas la importancia de esta Junta, explicarles y pedir su participación y asistencia. Estamos convencidos de que los béticos lo harán y no esperarán hasta el último día”.

Pequeños accionistas: “Todos los pequeños accionistas deben ir. Por eso hacemos reuniones en las peñas y seguiremos difundiendo a todos los béticos este mensaje. Esta vez es mucho más fácil porque todo el mundo está encantado con este Betis que podemos construir después de tanto trabajo y el apoyo de muchos béticos que fueron a la manifestación del 15-J y que nos apoyaron en las últimas juntas”. 

Estabilidad para el crecimiento deportivo: “Ya hemos dicho muchas veces que nunca hemos querido poner la estabilidad como excusa y que este trabajo no iba a ser de un día para otro. Las cosas salen mejor con estabilidad en las relaciones con todos: instituciones, futbolistas, equipo técnico, patrocinadores… sin esa estabilidad eso no se consigue. Una de las buenas noticias que tenemos este año es que el mundo del fútbol conoce a un nuevo Betis mucho más fuerte. Se están acercando muchas empresas y los jugadores nos ven de otra forma. Eso es fundamental pensando en un futuro para que podamos seguir mejorando el equipo. La estabilidad en el gobierno de un club ayuda muchísimo, no podemos estar pensando cada seis meses que se va cambiar el consejo o el presidente. Esto no es forma de gobernar ni un club ni ningún tipo de sociedad”.

Continuidad del proyecto: “Estamos con un mal hábito que se ha creado dentro del Real Betis. Si miramos los estatutos, el consejo es elegido por la Junta y tiene un mandato de una duración de cinco años. Eso suele ocurrir en casi todos los clubes para que haya tiempo de hacer un proyecto. Es cierto que junto a ese periodo existe la posibilidad de que en casos excepcionales donde el 5%  denote una mala gestión, se pueda pedir el cese del consejo de administración. En el Betis nos hemos acostumbrado a ese mal hábito por la lucha judicial que ha habido en el club. Debemos eliminar esa forma de funcionar porque es muy negativa. Con este proceso que queremos completar después de la Junta se creará un Betis gobernable, con un equilibrio accionarial muy bueno y con la mayoría del club en manos de pequeños accionistas y atomizado. Los que estemos en este momento gestionando el club intentaremos hacerlo de la mejor manera posible, pero si las cosas salen mal después de un proceso o un proyecto que tenga su plazo, los béticos podrán elegir a otras personas que gobiernen el club. Esta es la forma más democrática posible y la mejor forma de que pase, ya que lo normal en el fútbol actual es que los clubes se queden en manos de un único accionista”.

Importancia de la Junta: “Si el día 23 de noviembre no llegamos al final a ese quórum del 25% será una noticia muy negativa para el Betis y este proyecto. Las cosas están yendo bastante bien y pronostico que todo va a pasar de la mejor manera”.

Futuro deportivo de la entidad: “Lo deportivo va acompañado de lo institucional, de esa estabilidad y ese ambiente que ya hemos dicho que tenía ser el del Betis: un ambiente de felicidad y disfrute. Un ambiente donde se elimine esa crispación que hemos tenido durante muchos años y afectaba a lo deportivo”.