Los argumentos pueriles esgrimidos por el presidente del Sevilla FC para pedir el aplazamiento del partido del Real Betis no se sostienen

José Castro ha quedado en evidencia con los pueriles argumentos empleados para tratar de que se aplazara también el Atlético de Madrid – Real Betis con motivo de la final de la Copa del Rey del próximo 21 de abril. Cuando el pasado verano se aprobó el calendario e incluir la final de Copa en un fin de semana con jornada de Liga ya se advirtió que los partidos de los dos finalistas se aplazarían al 9 de mayo, cuatro días antes del derbi del Villamarín y única fecha libre en el cargadísimo calendario premundialista.

Entonces el club nervionense no rechistó. Hoy trata de que se aplace el partido del Betis también al 9 de mayo porque, según Castro, es inconcebible jugar dos partidos en el mismo campo dos días seguidos, aunque lo que en verdad preocupa al presidente sevillista es que los verdiblancos lleguen al derbi más descansados que su equipo, que cuatro días antes de visitar el Villamarín deberá medir fuerzas con el Real Madrid. “¿Usted ha visto algún partido que se juegue el día seguido a otro en el mismo estadio?”, se preguntaba ayer el presidente sevillista en El Larguero de la SER. No tardaron de contestarle a través de las redes sociales y dejarlo retratado: “20 de agosto de 2016, estadio Sánchez-Pizjuán, 22.15h, Sevilla FC-RCD Espanyol. 21 de agosto de 2016, estadio Sánchez-Pizjuán, 21.00h, Sevilla At.-Girona CF”, con menos de 24 horas entre la disputa de ambos.


José Castro ha medido muy mal los apoyos con que podría contar su petición, a la que se oponen frontalmente los dos clubes interesados, Atlético y Real Betis, sin cuyo consentimiento no se puede aplazar nada, según el presidente de la RFEF, algo que debería conocer el presidente sevillista antes de realizar ese brindis al sol y evitar el sonrojo de que le devuelvan el toro a los corrales. El próximo será solicitar formalmente, como le apremian algunos, jugar de local en la final ante el FC Barcelona, oficialmente fundado en noviembre de 1899. En la final de 2016 ya lo pidió y le dieron nones. Luego el Sevilla FC aprobó en sus estatutos fijar su fecha de fundación en enero de 1890, quince años antes de la registrada anteriormente. Veremos qué dice la RFEF al respecto, aunque de momento, en todas sus comunicaciones, habla de una final entre FC Barcelona y Sevilla FC, y aquí el orden de los factores sí que altera el producto.

MAS MADERA